El hallazgo fue el trabajo conjunto de una empresa recuperada y el sistema universitario nacional

La alianza clave que hizo posible el primer test argentino para detectar anticuerpos de covid

Las tiras reactivas que permiten saber en 5 minutos si una persona tuvo o tiene coronavirus, ya aprobadas por el ANMAT, son elaboradas por el laboratorio recuperado Farmacoop, que las desarrolló con investigadores del Conicet, la Universidad Nacional de La Plata y el INTI. Esta semana comenzarán a fabricarse en escala para uso local y no se descarta que se exporten.
Las tiras reactivas son elaboradas por el laboratorio recuperado Farmacoop con investigadores del Conicet, la Universidad Nacional de La Plata y el INTI. Las tiras reactivas son elaboradas por el laboratorio recuperado Farmacoop con investigadores del Conicet, la Universidad Nacional de La Plata y el INTI. Las tiras reactivas son elaboradas por el laboratorio recuperado Farmacoop con investigadores del Conicet, la Universidad Nacional de La Plata y el INTI. Las tiras reactivas son elaboradas por el laboratorio recuperado Farmacoop con investigadores del Conicet, la Universidad Nacional de La Plata y el INTI. Las tiras reactivas son elaboradas por el laboratorio recuperado Farmacoop con investigadores del Conicet, la Universidad Nacional de La Plata y el INTI. 
Las tiras reactivas son elaboradas por el laboratorio recuperado Farmacoop con investigadores del Conicet, la Universidad Nacional de La Plata y el INTI.  
Imagen: Bernardino Avila

La ANMAT aprobó la fabricación del primer test argentino para la detección rápida de anticuerpos de covid. Las tiras reactivas, que permiten saber en 5 minutos si una persona tuvo o tiene coronavirus, son elaboradas por el laboratorio recuperado Farmacoop, que las desarrolló con investigadores del Conicet, la Universidad Nacional de La Plata y el INTI. Esta alianza entre la recuperada y el sistema universitario nacional fue clave para desarrollar el producto, que comenzará a ser fabricado en escala a partir de esta semana.

La sociedad con las universidades nacionales es una línea que venimos impulsando en las empresas recuperadas. Para nosotros es importante pensar cómo aprovechar la capacidad local para crear oportunidades productivas, en el marco de la sustitución de importaciones”, explicó a PáginaI12 Bruno Di Mauro, referente de Farmacoop.

La empresa recuperada comenzó en 2019 a firmar convenios con facultades e institutos de investigación para pasantías y otras formas de transferencia de conocimientos. Incorporaron a la cooperativa a egresados de las carreras de ingeniería industrial, ingeniería química, farmacia y bioquímica.

Para hacer los test, fueron contactados por una empresa nacional, Bamboo, que tenía una experiencia previa en producir con otra empresa autogestionada. "Nos interesa avanzar en esta posibilidad de sustituir importaciones complementando el conocimiento nacional, las cooperativas y el capital privado, con el Estado como generador de estos acuerdos. Estamos convencidos de que hay un camino para avanzar en esta dirección", sostuvo Eduardo Murúa, director de Empresas Recuperadas. 

Los test son para uso profesional y se utilizan para realizar estudios epidemiológicos, así como en empresas grandes y hospitales, para llevar un control de sus trabajadores, dada la rapidez con que se obtiene el resultado. Como detecta anticuerpos, si lo que se quiere es diagnosticar si la enfermedad está en curso es necesario complementarlo con un hisopado.

Los test saldrán a la venta en el mercado local, aunque la cooperativa analiza también la posibilidad de exportarlos, ya que recibieron consultas de Suiza, Bolivia y Paraguay.

En su elaboración de trabajarán de manera directa 60 personas, 40 de ellas integrantes del laboratorio recuperado y otras 20 del grupo de investigadores de La Plata, que fabrican la materia prima.


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ