Entrevista con el nuevo embajador argentino en Rusia, Eduardo Zuain

"Mi prioridad es garantizar y asegurar que continúe la provisión de vacunas Sputnik V"

El diplomático va a ocupar un puesto clave en un momento en el que ambos países tienen un fuerte vínculo en relación a la provisión de vacunas Sputnik V contra al coronavirus.
Eduardo Zuain fue designado oficialmente como embajador argentino ante la Federación Rusa.Eduardo Zuain fue designado oficialmente como embajador argentino ante la Federación Rusa.Eduardo Zuain fue designado oficialmente como embajador argentino ante la Federación Rusa.Eduardo Zuain fue designado oficialmente como embajador argentino ante la Federación Rusa.Eduardo Zuain fue designado oficialmente como embajador argentino ante la Federación Rusa.
Eduardo Zuain fue designado oficialmente como embajador argentino ante la Federación Rusa. 

Eduardo Zuain nació hace 58 años en Santiago del Estero y desde hace muy poco es el nuevo embajador ante la Federación Rusa. Su designación ya figura en el Boletín Oficial y le tocará representar al gobierno argentino en un momento clave de la pandemia de covid-19 en donde el vínculo entre los dos países es central por la provisión de vacunas Sputnik V. En diálogo con Página/12, el diplomático dijo que la posibilidad de fabricar los diferentes tipos de vacunas anticoronavirus en nuestro país "es una aspiración personal y a la vez es un objetivo del Gobierno". Por otra parte, destacó la importancia de fortalecer la relación con la Federación Rusa ya que "es un centro de poder fundamental en el marco de un mundo multipolar", señaló que el vínculo entre el presidente Alberto Fernández y su par ruso, Vladimir Putin, es "muy bueno" y confirmó que ya se está trabajando en el armado de la agenda para un futuro viaje presidencial a Moscú.

--¿Cuál es su primer objetivo como embajador en la Federación Rusa?

--En un mundo multipolar como en el que vivimos hoy, Rusia es un centro de poder fundamental. En ese sentido, la relación entre nuestros países es muy buena y desde 2015 tenemos firmados convenios de "asociación estratégica integral", que implican un conjunto de acuerdos en los ámbitos económico, comercial, científico y tecnológico, cultural, consultas políticas y cooperación. Mi objetivo central como embajador será desarrollar esa relación estratégica integral y fomentar toda la potencialidad que encierra.

--¿Qué centralidad tiene la vacuna contra el coronavirus en la relación entre ambos países? Usted habló de la posible fabricación de la Sputnik V en Argentina, ¿eso será factible en el corto plazo?

--Por supuesto que una de mis prioridades será hacer todas las gestiones para garantizar y asegurar que continúe la provisión de vacunas Sputnik V. Lo que dije acerca de la posibilidad de fabricar vacunas en nuestro país es un sueño y una aspiración personal. Ojalá podamos fabricar no solamente la Sputnik V, sino cualquiera de las vacunas que existen contra esta enfermedad. Si bien una aspiración personal está claro que al mismo tiempo es uno de los objetivos del Gobierno.

--¿Hubo conversaciones al respecto entre ambos países? ¿Habrá un proceso de transferencia de tecnología desde Rusia para lograrlo?

--Tengo entendido que hubo conversaciones en ese sentido, pero hoy diría que es más una aspiración personal. En esta relación que estamos desarrollando con Rusia a partir de la provisión de vacunas surgirá naturalmente este tema porque otro objetivo que se enmarca en esta relación estratégica integral es, justamente, la transferencia de tecnología. Aspiramos a un desarrollo industrial y ese sueño comienza con la transferencia tecnológica.

--¿Cómo continurá la entrega de vacunas Sputnik V en las próximas semanas? ¿Se cumplirá con los plazos pactados?

--El objetivo principal de este momento lo definiría con una frase que engloba las aspiraciones de todos los países del planeta: lograr la mayor cantidad de dosis de Sputnik V en el menor tiempo posible. En eso está trabajando fuertemente la Argentina y lo viene haciendo con resultados exitosos, porque ya estamos vacunando a nuestra población y, vale destacarlo, somos todavía pocos los países que pertenecemos a ese grupo selecto que lo está haciendo en el mundo.

--¿Cómo es el vínculo entre Alberto Fernández y Vladimír Putin?

--Es muy bueno y se ha profundizado a través de ese gran gesto político e institucional que tuvo Rusia de proveernos vacunas. Me parece importante destacar que las relaciones entre los países son construcciones que llevan tiempo: si hoy Rusia nos dio una mano importante con las vacunas, es porque se ha venido trabajando y construyendo esa relación estratégica e integral desde el comienzo de los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández de Kirchner. En aquellos años empezó la construcción de una relación que terminó en la firma de un acuerdo integral en 2015, y ese es el antecedente directo por el cuál Putin y la Federación de Rusia tomaron la desición de proveernos vacunas. Estas son construcciones que se desarrollan en décadas.

--¿Cree que los países que conforman el Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) siguen siendo una alternativa fuerte en este contexto mundial?, ¿Qué rol podría jugar allí la Argentina?

--Uno de los pilares de la política exterior argentina es el de diversificar sus relaciones en el marco de un mundo multipolar que implica la existencia de varios polos de poder en el planeta. Hay que profundizar las relaciones con cada uno de esos centros de poder. En ese sentido, la Argentina tranquilamente podría aspirar a estar dentro de los Brics, pero siempre pensando en ese esquema multipolar. Hay que diversificar las relaciones exteriores y el Gobierno nacional está pensando en ese sentido.

--¿Qué objetivos económicos y políticos tendrá en su gestión como embajador?

--Uno de los objetivos fundamentales de todo embajador, desde el punto de vista económico, es aumentar el nivel de las exportaciones. En ese sentido, volcar los productos argentinos en el mercado ruso es central porque estamos hablando de un mercado de 145 millones de habitantes. Hace poco tuve una reunión con la Corporacion Vitivinicola Argentina (Coviar), que es un ente público/privado que promueve el vino argentino en el exterior, y me contactaron por que ven la posibilidad de incrementar la presencia de vinos argentinos en el mercado de Rusia. Hay que fomentar todo este tipo de cuestiones. En números aproximados, exportamos a Rusia por 650 millones de dólares e importamos por 250 millones. Eso revela la potencialidad que tiene ese mercado y lo mucho que hay por hacer.

--¿Cuál es la importancia de fortalecer los lazos culturales entre los dos países y cómo se trabajará en ese sentido desde la embajada?

--La promoción de la cultura argentina viene de la mano de la promoción del turismo. Como embajador quiero promover la cultura argentina, no solamente para que sea conocido, por ejemplo, el tango --que es muy importante--, sino que eso se convierta en un vector para aumentar la actividad turística. También tengo como objetivo que podamos contar con vuelos directos, o con una escala, desde Moscú hacia Buenos Aires. Otra cuestión conocida, es que en Rusia miran muchos programas de televisión Argentinos, específicamente novelas. Hay que seguir fortaleceiendo todos tipo de intercambio cultural.

--¿Hay planificado un viaje del presidente a la Federación Rusa?

--El presidente está invitado y en este momento las cancillerías están trabajando en la agenda que se va a desarrollar durante esa visita. Un paso posterior será el de la definición de la fecha. Es muy importante la relación estretégica integral como marco de la relación bilateral a desarrollar, y por supuesto ese tema estará en la agenda que se va a tratar en la visita del presidente Fernández. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ