En qué consisten

"Vuelos misteriosos", otro rebusque de una compañía aérea ante las pérdidas por la pandemia

Qantas ya tiene "vuelos a ninguna parte" y ahora suma "vuelos misteriosos"Qantas ya tiene "vuelos a ninguna parte" y ahora suma "vuelos misteriosos"Qantas ya tiene "vuelos a ninguna parte" y ahora suma "vuelos misteriosos"Qantas ya tiene "vuelos a ninguna parte" y ahora suma "vuelos misteriosos"Qantas ya tiene "vuelos a ninguna parte" y ahora suma "vuelos misteriosos"
Qantas ya tiene "vuelos a ninguna parte" y ahora suma "vuelos misteriosos" 
Imagen: AFP

La aerolínea australiana Qantas empezó a ofrecer este miércoles vuelos “misteriosos” para fomentar el turismo interno. Los pasajeros que compren estos paquetes turísticos recién conocerán el destino de su viaje al momento del embarque. El año pasado, la misma compañía ofrecía “vuelos a ninguna parte” como forma de paliar la crisis económica producida por la pandemia.

Estos vuelos, que empezarán mañana, partirán de Sidney, Melbourne o Brisbane hacia un destino desconocido fuera de las grandes capitales australianas. La aerolínea informó en un comunicado que una vez en el destino -que es revelado al momento de embarcar- el pasajero disfrutará de una serie de actividades turísticas, como una visita a un viñedo, una experiencia gastronómica de lujo o un espectáculo de música en una isla y volverá a su punto de partida al finalizar el día.

Esta iniciativa, que se ofertará en los fines de semana de marzo, abril y mayo, incluye destinos como la Bahía de Sídney o el monolito rojo sagrado Uluru, en el corazón del desierto del país oceánico, así como la Antártida. Hasta el momento, Australia tiene cerradas sus fronteras, de modo que las aerolíneas han buscado la manera de sostener su actividad.

Los vuelos "misteriosos" de Qantas no son nuevos: fueron populares hasta su cancelación en los años ‘90. Costarán 576 dólares estadounidenses (477 euros) para la clase económica y 1.235 dólares estadounidenses (1.021 euros) en clase business.

La jefa de Atención al Cliente del Grupo Qantas, Stephanie Tully, señaló que "además de ayudar a que más personas vuelvan a trabajar, estos vuelos misteriosos son otra forma de apoyar a los operadores turísticos, especialmente en las zonas regionales".

Estos paquetes de Qantas -que espera reanudar sus operaciones internacionales a finales de octubre próximo coincidiendo con el fin de la campaña de vacunación contra la covid-19 en Australia- siguen a la oferta de los llamados “vuelos a ninguna parte”, que despegan y aterrizan en el mismo aeropuerto, que se lanzaron durante la pandemia.

Qantas, que sufrió unas pérdidas de 862 millones de dólares estadounidenses (708 millones de euros) entre junio y diciembre de 2020, anunció el pasado noviembre el despido de 2.000 empleados de tierra.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ