El eje principal de cada entrevista se centra en las primeras experiencias que sienten que marcaron la identidad de género y “cómo se sintió transitarlo en Catamarca”. A partir de aquí, la comunicadora Camila Ortega armó 7 podcast que tejen una memoria colectiva de las nuevas generaciones de la comunidad LGBTQ+.

Memorias LGBTQ+ surgió hace dos años, cuenta Camila a Catamarca/12. “Empecé a compilar relatos de la comunidad. Empezaron a llegar relatos de otros países, incluso a veces anónimos. El último año surgió la necesidad de explayar ese espacio de escucha y creación a una instancia más local y surgió Memorias LGBTQ+ podcast”.

El proyecto obtuvo una beca del Fondo Nacional de las Artes. Con esta financiación se hizo la grabación de los 7 podcatas con el testimonio de 7 jóvenes de la comunidad LGBTQ+ de Catamarca. Ellos son Bren Coll, Vida Ignes, Marianela Gamboa, Víctor Aybar, Sebastián Pinetta, Génesis Alzogaray y Agustina Chora. A estos se le agrega un episodio plus que protagoniza la propia Camila Ortega.

Los podcast cuentan con la música de Vane Martínez y la edición de Camila Salcedo y fueron realizados casi todos en la Biblioteca Provincial Julio Herrera.

El itinerario de la memoria personal parte de reconstruir la primera experiencia de marca de género en el contexto social de Catamarca. A partir de ese eje se plantea un itinerario: ¿Recordás algunas anécdotas sobre momentos en los que sentías que no encajabas en los binarios o en la heteronorma? ¿Cuál o cuáles crees que fueron tus grandes amores? ¿Cómo sentís que fue transitar tus sentires en Catamarca? ¿Cuáles crees que son tus redes de apoyo? ¿Crees que es importante intercambiar nuestras experiencias entre la comunidad LGBTQ+?

Camila Ortega.

“Es increíble el hecho de que todos los podcast fueron grabados bajo la premisa de las mismas preguntas pero los resultados fueron únicos en cada ocasión-como lo son nuestras propias historias”, observa Ortega.

Además, la comunicadora destacó el espacio testimonial que constituye el proyecto para las nuevas generaciones. “Se desarrolló un espacio de escucha muy hermoso-que asumo-servirá incluso de archivo histórico para la comunidad disidente del NOA. Más allá de la posibilidad de generar ‘sensibilización’, se plantea como la creación de un espacio para la difusión de diferentes narrativas que sumarán nuevos productos culturales de fácil y libre acceso”, señaló.

En este sentido, añadió “que las nuevas generaciones tienen acceso a más productos culturales que los que tuvimos nosotros. Pero aún así el contexto no siempre acompaña, sobre todo en una provincia tan conservadora como Catamarca. Tengo esperanza en los espacios de resistencia, esperanza en la construcción de lazos sociales, culturales y de proyectos. Tengo esperanza en la creación de nuevos espacios para nosotros”.

Sin embargo, evitó dar definiciones sobre cómo deben ser esos espacios: “Me parece que hay que dejar de calificar cómo deben ser los espacios previamente, ya que estos los hacen las personas. Es decir, siempre hay una preimagen sobre cuáles son las necesidades de la comunidad LGBTQ o cómo somos, cómo deberíamos ser... Me gusta mucho una frase que dice ‘los espacios están para ocuparse’. Creo mucho en eso, siempre y cuando estén dadas las circunstancias”, concluyó.

Memorias LGBTQ+ arrancó como un proyecto de antología para la creación de un libro digital de acceso libre y gratuito. Esa convocatoria sigue abierta hasta fin de año, y se pueden mandar historias de identidad a [email protected] La condición es que sean historias narradas en primera persona, con una mini biografía.

En tanto los 7 podcast más el plus, están disponibles Instagram: @memoriaslgbtq y en Spotify: memorias lgbtq+