Los sueldos de los capellanes porteños

“La Iglesia Católica sigue siendo la única religión en Argentina que tiene personería jurídica pública, la única que recibe del Estado dinero para sueldos, arreglos de templos, donaciones, y subsidios millonarios”, recordó Analía Más, de la Falgbt. La abogada recordó que en 2013, “cuando estábamos discutiendo en la Ciudad de Buenos Aires el proyecto de aborto no punible y surge el escrache en la puerta de la casa a una víctima de trata que había quedado embarazada y quería acceder a un aborto no punible, nos preguntamos cómo había pasado eso, cómo se habían filtrado sus datos privados. Y resultó que había sido por el capellán del hospital en el que esta mujer se atendía: él tenía el dato del domicilio porque como sacerdote era empleado del Hospital Ramos Mejía”. Estaba en ese cargo en virtud de una ordenanza 38.397, de 1982, que emplea a curas y monjas en hospitales públicos, y establece que  por la ayuda espiritual que brindan cobran un sueldo como empleados públicos y la Ciudad les debe garantizar “alojamiento independiente y amueblado”, “atención doméstica a cargo de los servicios generales del establecimiento” y hasta “alimentación, aseo y planchado de la ropa”.

Con la entonces presidenta a la Federación, María Rachid, como denunciante, la entidad pidió que la ordenanza fuera declarada inconstitucional. “En la primera instancia no nos fue bien, pero en segunda instancia nos dieron la razón. La Cámara también dijo especialmente que no se puede imponer la moral de una religión específica a todas las personas en situación de vulnerabilidad, como sucede con una persona internada”, recordó Más. La abogada también detalló que “hace pocos meses el Gobierno de la Ciudad presentó un recurso por esta sentencia, y hoy está en el Tribunal Superior”, que no tiene plazo para resolver. “No deja de llamar la atención que, por un lado, el Estado porteño recurra la sentencia que pide que no se imponga una única moral, que todas las religiones deberían tener ese mismo nivel de acceso en todo caso, y el Estado nacional, que presenta este proyecto pluriconfesional”, añadió.