El presidente colombiano condiciona la negociación
Santos no inicia el diálogo con el ELN

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo ayer que hasta que no vea en libertad al ex congresista Odín Sánchez, secuestrado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) hace seis meses, no iniciará la fase pública de diálogos de paz con la guerrilla en Ecuador. “El tema del ELN es claro: hasta que yo no vea Odín Sánchez libre, sano y salvo, no va haber reunión. Así de claro y así de sencillo”, puntualizó el jefe de Estado en Barranquilla, donde entregó un colegio para 2.000 estudiantes. El ELN manifestó el sábado desde su cuenta de Twitter que no hubo fecha explícita para la liberación del ex congresista y aseguró que “el compromiso exacto en el caso de Odín Sánchez fue liberarlo durante el transcurso de la primera ronda en Quito”. Con avances y coincidencias en temas relacionados con la reforma rural y la participación política, concluyó ayer la reunión entre negociadores del gobierno colombiano, el uribismo y otros sectores del “no” que reclaman cambios en el acuerdo de paz firmado con las FARC.
Sánchez Montes de Oca está cautivo desde hace seis meses, cuando se entregó a cambio de su hermano Patrocinio, ex gobernador del departamento del Chocó secuestrado en 2013 por el ELN. El negociador del gobierno en los diálogos de paz , Juan Camilo Restrepo, dijo que el operativo para liberar a Sánchez estaba en marcha. El gobierno y el ELN tenían acordado instalar el jueves pasado, en Quito, la mesa de negociación pero Santos aplazó el viaje a Ecuador del equipo negociador a la espera de que la guerrilla liberara al ex congresista. Los diálogos tienen como garantes a Ecuador, Venezuela y Noruega y a Chile, Cuba y Brasil, como acompañantes. 
En el balance de un nuevo acercamiento, el ex candidato presidencial uribista Óscar Iván Zuluaga, uno de los políticos que impulsan las modificaciones al acuerdo, mostró su satisfacción. “Celebramos el tono constructivo y positivo de la reunión, logramos coincidencias y avances en los temas de reforma rural integral y participación en política y abrimos una discusión amplia en el tema de elegibilidad política”, dijo. Las partes buscan consensos para modificar lo firmado por el gobierno de Santos con las Farc, que no fue aprobado en el plebiscito del 2 de octubre. El jefe negociador del gobierno, Humberto de la Calle, dijo sobre la reforma rural integral que hubo coincidencias, “siempre en el entendido, como lo hemos dicho mil veces, de que los acuerdos ocurren en La Habana entre la delegación del Gobierno y la delegación de las FARC”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ