La Corte puso un tope

La Corte Suprema se sumó a la disputa alrededor de la ley de riesgos del trabajo con un fallo que, según el Centro de Información Judicial, pretende “evitar que las empresas incurran en costos laborales excesivos”. Con la firma de Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton de Nolasco, y la disidencia de Horacio Rosatti, el máximo tribunal revocó una decisión de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo que había incrementado el importe de la indemnización por accidente laboral establecido en la ley. Las bajas reparaciones fijadas en la legislación abrieron la puerta para que los trabajadores reclamen, en algunos casos, montos por encima del máximo. La decisión de los jueces de Cámara había considerado insuficiente los 435.103 pesos más intereses que otorgaba el sistema a la viuda de un trabajador y elevó la indemnización hasta los 700.000 pesos. Ayer la Corte Suprema revocó el fallo y sostuvo que hay que respetar los parámetros establecidos en el artículo 15 de la ley de ART.