Opinión
Un paso importante hacia la equidad

La Cámara de Diputados de la Nación, en plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales; de Justicia; y de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia; dio dictamen favorable a la media sanción emitida por el Senado de la Nación Argentina sobre Paridad de Género en los ámbitos de representación política contenida en el expediente 090-S- 2016 . El temario de la reunión incluyó, además, 17 proyectos presentados por diputados y diputadas de diferentes bloques sobre la temática, quienes dieron acuerdo, con un altísimo y alentador grado de consenso, a esta iniciativa legislativa.

Argentina ha sido pionera en América Latina a la hora de legislar la ley de cuotas, en el año 1991 se dictó la Ley 24.012. A partir de dicha ley se les exigió a los partidos políticos una cuota mínima de 30 por ciento de mujeres en las listas, pero en estos 26 años se ha cumplido de manera relativa con dicha ley. Si bien se pasó de un cupo femenino del 4,3 por ciento en las bancas en la Cámara de Diputados de la Nación al inicio de la recuperación democrática al 38,5 por ciento en nuestros días, este avance, sin duda significativo, hoy se ha quedado en el camino, siendo necesario que este Proyecto de Paridad se convierta finalmente en ley.

La paridad constituye una de las estrategias orientadas a combatir los resultados de la discriminación histórica y estructural que ha mantenido a las mujeres al margen de los espacios públicos de deliberación y toma de decisiones. Es un principio que responde a un entendimiento congruente, incluyente e igualitario de la democracia, en donde la representación descriptiva y simbólica de las mujeres es indispensable.

Se expresa en disposiciones normativas que incorporan en igual porcentaje a hombres y mujeres ubicados de tal forma que una persona no quede al lado de otra del mismo sexo en el orden de la lista, es decir, a una mujer le sigue a un varón, o a un varón una mujer, de manera alternada y secuencial.

En nuestro país, ocho provincias tienen incorporadas normas de paridad de género en las listas de cargos legislativos: Córdoba, Santiago del Estero, Río Negro, Salta, Buenos Aires, Chubut, Neuquén y Tierra del Fuego -esta última con distorsiones que la hacen ineficiente-.

El proyecto dictaminado en Diputados podría convertirse en ley nacional en dos semanas. Será de aplicación para las listas de 2019.

Desde el Instituto de la Democracia y Elecciones (Idemoe), consideramos,  como siempre lo hemos expresado, que contar con una Ley Nacional que garantice la paridad, asegura una igualdad desde el punto de vista cuantitativo. Con su sanción, producto del consenso legislativo, promovido de manera transversal especialmente por las legisladoras, nuestro país estará dando avance trascendental en materia de equidad política electoral entre hombres y mujeres, y generando un importante paso en la calidad democrática. También un claro mensaje social de reducir desigualdades de trato, que a su vez genera fuerte impulso para seguir trabajando sobre los aspectos cualitativos de la participación y el poder real de las mujeres en los ámbitos de decisión, donde falta mucho por hacer.

Asimismo, la ley de Paridad será un significativo aporte al cumplimiento del Quinto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU, que es “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”, y dentro de éste, la meta 5.5 “Asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública”.

En 1997, por Ley 24.785, se estableció que el día 23 de septiembre de cada año en la República Argentina se conmemore el Día Nacional de los Derechos Políticos de la Mujer. Esta ley ha institucionalizado en nuestro país este día, en memoria de la promulgación de otra ley que tiene un contenido histórico, democrático y emotivo para mujeres y hombres en nuestro país: la 13.010 que consagró la igualdad de derechos políticos entre la mujer y el hombre, de votar y ser votadas.

Este 2017 se cumplen 70 años de aquella norma y 20 desde que se conmemora el acontecimiento. De sancionarse la Ley de Paridad, será el año en que Argentina recuerde como el punto de partida de acciones definitivas hacia la tan aspirada igualdad de género, que significa simplemente, cumplir con la igualdad que reconoce nuestra Constitución Nacional.

* Directora Ejecutiva Instituto de la Democracia y Elecciones (Idemoe) @SilvanaYazbek

** Especialista en Derecho Penal y Género @Lina_Anllo