San Lorenzo derrotó ayer en el Nuevo Gasómetro por 1-0 al comprometido Arsenal
Los pibes bancaron bien la parada
Con un gol de cabeza de Senesi, a los 75 minutos, le sirvió la victoria al equipo alternativo que paró Diego Aguirre para cerrar una semana soñada, que les permite a los de Boedo esperar de la mejor manera el partido de vuelta frente a Lanús por Libertadores.
Aguirre presentó un equipo con mayoría de juveniles y la apuesta le salió bien: Senesi festeja el gol del triunfo.Aguirre presentó un equipo con mayoría de juveniles y la apuesta le salió bien: Senesi festeja el gol del triunfo.Aguirre presentó un equipo con mayoría de juveniles y la apuesta le salió bien: Senesi festeja el gol del triunfo.Aguirre presentó un equipo con mayoría de juveniles y la apuesta le salió bien: Senesi festeja el gol del triunfo.Aguirre presentó un equipo con mayoría de juveniles y la apuesta le salió bien: Senesi festeja el gol del triunfo.
Aguirre presentó un equipo con mayoría de juveniles y la apuesta le salió bien: Senesi festeja el gol del triunfo. 
Imagen: Télam

San Lorenzo venció ayer por 1-0 a un comprometido Arsenal con un equipo conformado mayormente por jugadores juveniles y espera confiado el partido del jueves como visitante ante Lanús, en el que intentará defender la ventaja de 2-0 conseguida en la ida para avanzar a las semifinales de la Copa Conmebol Libertadores. Marcos Senesi, de cabeza, a los 75 minutos, anotó el único tanto para el conjunto azulgrana, que no la pasó bien en el primer período del partido desarrollado en el Nuevo Gasómetro, por la tercera fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, pero que se acomodó luego de la conquista del zaguero central surgido de la cantera. Arsenal, que tuvo buenas chances de abrir el marcador en la etapa inicial, pagó demasiado caro una distracción y sufrió su tercera caída en igual cantidad de presentaciones, campaña que lo hunde en la zona de descenso.

San Lorenzo fue superado en el primer capítulo por un Arsenal que dispuso mayormente de la pelota, que generó riesgo en al menos tres oportunidades y que no se fue al descanso en ventaja por las intervenciones de Sebastián Torrico. El arquero mendocino le tapó a los 15 minutos un zurdazo cruzado a Rodrigo Contreras, volvió a aparecer por duplicado a los 24, primero para cortar un centro y luego para desviar un remate de Sergio Velázquez, y a los 39 para tapar con algo de suspenso un derechazo lejano de Leonardo Rolón, quien sorprendió por izquierda.

Al conjunto del uruguayo Diego Aguirre le costó en todo momento encontrar los caminos hacia Pablo Santillo, pese a contar con Leandro Romagnoli entre los titulares después de casi 17 meses, y apenas exigió al arquero adversario el paraguayo Robert Piris Da Motta a los 33, con un disparo de media distancia.

En el segundo segmento, Velázquez tuvo la única escena propicia para el conjunto del Viaducto a los 5 minutos, pero cabeceó desviado, acusando que lo molestó la iluminación del estadio. A partir de ese momento, el Ciclón comenzó a crecer y advirtió con un cabezazo desviado de Senesi y una definición que se demoró más de la cuenta, mano a mano con Santillo, de Nicolás Renieri.

Hasta que, cumplida media hora de la segunda parte, Alexis Castro envió un córner preciso desde la derecha y Senesi, bien afirmado en el césped, ejecutó un cabezazo esquinado, imposible de detener para Santillo.

San Lorenzo tuvo después la pelota y justificó el resultado ante un Arsenal que ya no tuvo respuestas, y logró así su primer triunfo en la Superliga luego de empatar en las dos primeras fechas. Y el triunfo también revitaliza de cara al desquite del jueves ante Lanús en el Néstor Díaz Pérez.