Reclamo en el Encuentro Nacional de Mujeres

"Milagro está presa por ser mujer, pobre e indígena"

El Encuentro Nacional Mujeres se hizo eco de la detención ilegal de la líder de la Tupac Amaru y se sumó al pedido por su liberación a través de una conferencia de prensa. “Para Milagro, la libertad; para Morales, el repudio popular” se coreó hoy al mediodía en Resistencia.

Las más de 60 mil de mujeres de todo el país que se reunieron este fin de semana en Chaco se despertaron con la noticia de que Milagro Sala había sido prácticamente secuestrada: fue sacada de su casa descalza y en piyama, para ser llevada nuevamente por la fuerza al Penal de Alto Comedero sin que se notificara a la defensa, sin orden de arresto y violando la cautelar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Mujeres de todas las fuerzas políticas se pronunciaron por su liberación, entre ellas, Majo Gérez (de Mala Junta), que señaló que el movimiento de mujeres no puede ser indiferente a esta detención por fuera de los límites de la legalidad, ni tampoco se puede ser indiferente al timing: “No fue casual que esto haya pasado en vísperas del Encuentro. Entendemos que no fue un traslado sino una nueva detención ilegal. El juez a cargo ni siquiera tenía jurisdicción para llevar adelante la medida que llevó. Milagro está presa por ser mujer, pobre e indígena. Y no sólo por eso eso, sino por ser una mujer que se atrevió a organizarse y a organizar a miles de personas”.

El traslado se realizó en las primeras horas de la mañana de ayer sin notificar a sus abogados, a quienes en un principio tampoco se dejó entrar al penal de Alto Comedero. Luego pudieron constatar, por los magullones y moretones en el cuerpo de Sala, que la dirigente había sido agredida durante el operativo policial –que incluyó el despliegue de grupos especiales- que la arrancó del domicilio del barrio La Ciénaga donde cumplía su prisión preventiva por orden de la CIDH.

“Si hay algo que afecta la vida de las mujeres es el neoliberalismo y las políticas de ajuste de gobiernos como éste, capaces de mantener presa a una luchadora como Milagro”, señaló Gérez. “Esta detención ilegal que repudiamos es una señal de que no se está oyendo a ninguno de los organismos que velan por los Derechos Humanos. Las mujeres somos las más perjudicadas de estas políticas propias de un gobierno que plantea volver a imponer un régimen colonial, racista y patriarcal. El movimiento de mujeres debe redoblar sus esfuerzos para repudiar lo que está viviendo Milagro”, dijo Gerez. Y es por esto que durante conferencia de prensa de hoy empezaron los preparativos para concretar una asamblea feminista antes de que termine el año en Jujuy.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ