Arriba las manos, esto es Bank Robber
Anti casi todo
Sus electrónicas, divertidas y ácidas Ramiro Jota Sessions presentan el proyecto post punk de este músico y editor de bandas.
Imagen: Cecilia Salas

Hay una historia interesante en la contratapa del primer disco de Bank Robber y las mujeres, el proyecto de post punk/rock electrónico que inventó Roberto Agüero Cendak, alias Rob o Bank Robber mismo. En 1910, la hermana de su bisabuelo materno, que vivía en Trieste, al norte de Italia, se ganó la lotería y se fue sola a dar la vuelta al mundo en barco desde el Mediterráneo. Se sabe que llegó a la India y que su familia le perdió el rastro durante la Gran Guerra, entre 1914 y 1918, hasta que una carta datada en Sydney informó que había muerto. Esa mujer, Anna Metlika, es la tía tatarabuela de Canela, la hija de Rob. Y es la dama de la tapa de Ramiro Jota Sessions.

“Fui criado por mujeres: mi vieja, mi hermana, mi abuela”, cuenta el cantante, que además está esperando su segunda nena. Por si no alcanzara el harén, ya tiene decidido que en 2018 su proyecto Bank Robber será con él acompañado de una banda de chicas, y ya no por esos pibes casi metaleros que tocan en el video del tema Café irlandés.

El disco que viene de lanzar, Ramiro Jota Sessions, es un compilado de nueve canciones rockeras grabadas sobre bases electrónicas de Ramiro Jota (súper nerd-productor y compañero musical de Sara Hebe), con viola, bajo y algunos arreglos de saxo. Sobre ese colchón, Agüero Cendak canta –más bien recita y gruñe otro poco con su voz de recién levantado– letras entre divertidas y ácidas, como en Campera de cuero, en la que espeta que es contradictorio no comer carne y usar campera de cuero.

“Soy una especie de anti-todo y tampoco como carne, pero los borcegos de cuero no los pienso vender; uno negocia hasta donde puede. La verdad es que no hay nada en lo que crea un cien por ciento”, dice y admite que no escucha demasiada música nueva. “Me gusta el post-punk: Talking Heads, Joy Division y de acá Sumo y Los Visitantes”, cita. “Y también el punk-rock de los Wire y de Alaska y Dinarama, que es una Cindy Lauper española”, agrega Rob, ex bajista de Feria de los Pájaros y editor de bandas con su sello Turbocristo.

Y así como a las mujeres de antes de su familia, el álbum cierra con una especie de homenaje a los discos de antes, porque un minuto después del último tema arranca un track fantasma, It’s Not Enough, de Johnny Thunders, el guitarrista de New York Dolls.

* Sábado 18/11 a las 18 en Lo de Margarita, Villa Domínico, gratis con feria de discos y música en vinilo (pedir dirección a [email protected]).