Legisladores porteños del FpV, PJ y aliados condenaron la "cacería"
"Vivimos hoy en libertad condicional"

Los bloques FpV, Peronista, Corriente Nacional de la Militancia y Bien Común de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires denunciaron “persecución judicial” y calificaron de “arbitrarias” las detenciones hoy de ex funcionarios del kirchnerismo y el pedido de desafuero y prisión de la senadora electa, Cristina Fernández de Kirchner. 

Los legisladores decidieron no participar de la sesión pautada para hoy por “considerar que se ha llegado al punto máximo de degradación institucional desde la vuelta de la democracia”.

“Se ha quebrado el estado de derecho en la Argentina. Y todos los hombres y mujeres comprometidos con su defensa, sean del partido que sean, tienen que alzar la voz. No se puede ser indiferente”, leyó el jefe del bloque kirchnerista, el ex ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

“Quienes hoy gobiernan han hecho de las instituciones un arma contra sus opositores. Las han desnaturalizado a tal punto, que han sido puestas directamente contra el pueblo y la democracia. Quieren atemorizar a todo aquel que ose pensar distinto o desafiar al poder”, indicó, secundado por la legisladora María Rosa Muiños y los legisladores Mariano Recalde, Gabriel Fuks y Gustavo Vera. 

Los diputados porteños consideraron que los “argentinos vivimos hoy en libertad condicional. No hay garantías procesales ni presunción de inocencia. La Constitución Nacional ha sido pisoteada de una forma inédita”. 

“Solamente el odio y la ceguera pueden explicar que algunos dirigentes convaliden este retroceso. Pero nosotros estamos seguros de que este velo, este adormecimiento inducido, no dura para siempre”, indicaron.

Por último, convocaron a “todas las fuerzas vivas de la sociedad, sin importar las distinciones partidarias, a movilizarnos de forma contundente en repudio de este brutal retroceso a las épocas más oscuras de nuestra historia”.