Las ventas minoristas cerraron el año con una caída del 1 por ciento
Consumo derrumbado
Después de haberse desplomado un 7 por ciento en diciembre de 2016, las ventas minoristas apenas crecieron 1,1 por ciento en el último mes de 2017 y cerraron el año en rojo. "Hacia el sábado 23 la gente salió a la calle y comenzó a mover el consumo hasta el último día del mes", informó la CAME. La entidad que agrupa a las pymes expresó su deseo de que 2018 sea "un año con mayor consumo, que permita recuperar los niveles de 2015".

El 2017 cerró en rojo para las ventas de los pequeños comerciantes con una caída del 1 por ciento en las ventas anuales, a pesar de que los últimos tres meses del año se registraron balances positivos, como la suba del 1,1 por ciento en diciembre ayudada por las ventas de navidad y año nuevo, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). "Esa recuperación tardía no alcanzó para terminar el año en alza", indicó el presidente de la entidad, Fabián Tarrío. 

“Las ventas durante diciembre fueron moderadas pero acordes a lo esperado, lo que permite finalizar el año con buen ánimo comercial", destaca el informe de la CAME, respecto de la suba del 1,1 por ciento en las ventas minoristas de diciembre en relación al último mes de 2016. De todas maneras, la entidad subrayó que en diciembre de 2016 las ventas habían caído un 7 por ciento en relación a 2015, lo que permite dimensionar de otra forma el leve crecimiento de 2017.  "El incremento de los últimos meses del año ayudó pero todavía no alcanzó para recomponer al comercio", señala el informe. 

Además, la mejora registrada en el último mes del año fue empujado por las fiestas y por el financiamiento a través de tarjetas de crédito. El informe precisa que tras un comienzo de mes con la venta "muy retraída y demorada", recién "hacia el sábado 23 la gente salió a la calle y comenzó a mover el consumo hasta el último día del mes". 

"Fue fundamental el financiamiento", sentencia el informe de la entidad de las PyME debido a que "la mayor parte de las ventas se realizó con tarjetas y en cuotas, ganando mercado aquellos comercios que ofrecieron buenas opciones para financiar". En ese sentido, el informe detalla que "numerosos locales lanzaron promociones y dieron facilidades de pagos propias, que se sumaron al 'Ahora 12', al 'Ahora 18' y 12 cuotas sin interés".

"Es el tercer mes consecutivo que se registra suba, aunque esa recuperación tardía no alcanzó para terminar el año en alza y 2017 cierra con una caída del 1 por ciento en las ventas de los comercios PyMEs", advirtió la CAME. 

El balance final del año fue de leve mejoría para los rubros "Alimentos y Bebidas", "Bijouterie", "Materiales Eléctricos", "Materiales para la Construcción" y también "Electrodomésticos, Electrónicos y Computación", que finalizaron en alza.

Por otro lado, la entidad reconoce que "en algunas ciudades limítrofes con Paraguay, Chile y Bolivia, la fuga de compras fue inevitable", a pesar de un acuerdo realizado por la CAME con la Cámara de Tarjetas de Crédito y Compra para ofrecer 12 cuotas sin interés en las ciudades de frontera. "Las diferencias de precios, pero las cuotas sin interés todos los días todos los rubros y los mayores controles aduaneros ayudaron a mitigar algo el impacto", analizó CAME.

El informe cierra con el deseo de que 2018 sea "un año con mayor consumo, que permita recuperar los niveles de 2015".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ