Baradel repudió la maniobra de desafiliación de Vidal
"Quieren debilitar a los sindicatos"
El secretario general de Suteba, Roberto Baradel, advirtió que los mecanismos que utilizó el Gobierno bonaerense para facilitar la desafiliación de los docentes busca "confundir" y "decir que los sindicatos no sirven". “Cuando un sindicato levanta la voz diciendo que el programa de ajuste perjudica a los trabajadores y no estamos dispuestos a avalarlo, automáticamente pasa a ser un enemigo del Gobierno”, aseguró.
Imagen: DyN

El secretario General de Suteba, Roberto Baradel, evaluó que la notificación enviada por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires para incentivar las desafiliaciones gremiales busca “debilitar” a los sindicatos. “Creo que lo hacen para confundir, para decir que los sindicatos no sirven”, aseguró en declaraciones radiales el dirigente, quien además resaltó que actualmente se intenta asociar la corrupción a los dirigentes gremiales, a pesar de que muchos de ellos “pelean por lo que es justo”.  

“Cuando un sindicato levanta la voz, diciendo que el programa de ajuste perjudica a los trabajadores y no estamos dispuesto a avalarlo, automáticamente pasa a ser un enemigo del Gobierno”, aseveró el docente en diálogo con Radio el Mundo. Puntualizó que en definitiva a los funcionarios “no les interesa si el dirigente sindical es corrupto o no” y aseveró que puede dar varios ejemplos “de sindicalistas estrella del Gobierno” que se vieron envueltos en ilícitos.

Para ejemplificar esta situación, recordó el conflicto docente del año pasado, en el que la gobernadora María Eugenia Vidal esperó hasta el comienzo de la campaña electoral para llegar a un acuerdo con los docentes. “Querían salarios a la baja y nosotros no”, resaltó Baradel y agregó que los funcionarios “decían que la inflación iba a ser más baja, de un 17 por ciento, pero al final termino en un 25 por ciento”. “Ahora quieren hacer lo mismo, eliminar la cláusula gatillo y establecer un piso de 15 por ciento, que es una pauta baja cuando los economistas hablan de uno de casi el 20 por ciento”, advirtió el dirigente gremial.

Por último, condenó la falta de diálogo del Gobierno bonaerense, que no los convocó ni en diciembre ni enero para abrir la mesa de negociaciones salariales. “Por eso, junto a la denuncia de intimación, ayer presentamos también una nota reclamando que convoque a la paritaria salarial y requerimos una reunión con el ministro de Educación, quien todavía no nos otorgó ninguna desde el comienzo de su gestión”, añadió.

Ayer los gremios denunciaron en este diario "la nueva forma de amedrentamiento y persecución sindical", al afirmar que los docentes recibieron una intimación junto al último recibo de sueldo que los invitaba a desafiliarse a de la organización gremial a la que pertenecen. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ