El ministro Finocchiaro y el diputado Cáceres rechazaron la despenalización del aborto
Macristas en contra
Imagen: Twitter

Las primeras reacciones del PRO ante la posibilidad de que la despenalización del aborto sea tratado en el Congreso fueron de rechazo a esa larga demanda social. El diputado macrista Eduardo Cáceres no sólo se anticipó que votaría en contra sino que aseguró que “no dan los números” para sancionar esa ley. El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, fue más allá: “No estoy a favor de la pena de muerte, no estoy a favor del aborto”.

"No dan los números en Diputados y menos en el Senado para que avance una ley de aborto", estimó el diputado del PRO por San Juan durante una entrevista en la que fue consultado por el impulso que, según trascendidos, su propia fuerza política le habría dado a la discusión por la despenalización de la que él se manifestó “en contra”. El argumento que dio para sostener su postura fue: "Provengo de un colegio católico y de una universidad católica. Estoy a favor de la vida y en contra del aborto".

En el mismo tono se manifestó el titular del Palacio Sarmiento, luego de participar de un acto con el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal. "Estoy a favor al derecho de la vida humana”, dijo e hizo una polémica comparación: “No estoy a favor de la pena de muerte, no estoy a favor del aborto". 

"No estoy de acuerdo con eso”, insistió el funcionario durante una entrevista por radio Continental, en la que aseguró que su cartera está “trabajando muy fuerte con la ley que contempla la Educación Sexual” (ESI). Al respecto, indicó que el año pasado “se capacitaron "mas docentes que en años anteriores" para activar el tema. Hasta admitió que se trabajó "con materiales de la gestión anterior".

Sí se expresó a favor el ministro del uso de "anticonceptivos, preservativos, dispositivos intrauterinos, y cualquier método de prevención del embarazo" porque, añadió, su posición es que “los adolescentes puedan decidir qué hacer".

 

 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ