CONTRATAPA › ARTE DE ULTIMAR

El labio partido

 Por Juan Sasturain

Uno

Me cuentan de la foto de Balcarce,
el perro en el sillón de la Rosada,
y mentan a Calígula; cantada
cita culta de quien sabe burlarse.

Festejan su soberbia de jactarse
de no tener idea sobre nada:
Colombia, Chicho Serna y la burrada
de un bailecito para no jugarse.

Hoy, confirmadas las sospechas vagas
que el tipo es lo malo conocido,
sangran de nuevo las antiguas llagas.

Por eso, aunque suene divertido,
te pido por favor que no me hagas
sonreír: tengo el labio partido.

Dos

Me piden que comente los decretos
que el tipo saca de la galera
como conejos: está en cualquiera.
¿Qué creo, opino o interpreto?

Que diga mi versión de los secretos
tratos con buitres y esa otra fiera,
El Fondo, que hambriento nos espera:
¿Hago un chiste, recito unos sonetos?

Uno habla y a veces lo embriagan
las palabras, como en el escabio.
Lo que te pegan nunca te lo pagan,

y hoy me tienta llegar al agravio.
Les pido, esta vez, que no me hagan
hablar. Tengo partido el labio.

Tres

Me dijeron que echaban a la gente
por portación de cara o militancia,
que el Estado, por ñoqui o por vagancia
te raja sin mediar un expediente.

Si no estás en la planta permanente
cagaste, pues no queda constancia
de tu laburo, como en una estancia
bajo las leyes del terrateniente.

Está muy feo todo. Cada día
te enterás que hay otro más jodido
que vos, que zafaste todavía.

Supe que te habían despedido
y en principio pensé que lloraría
pero no sé; será el labio partido.

Compartir: 

Twitter
 

 
CONTRATAPA
 indice
  • ARTE DE ULTIMAR
    El labio partido
    Por Juan Sasturain

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.