DEPORTES › PERDIó CON TIGRE, PERO SE QUEDó CON EL TíTULO DEL APERTURA 2008

Boca, el mejor de un torneo raro

Por un gol de diferencia en el recuento del triangular, el equipo de Carlos Ischia se quedó con su 23º campeonato en la era profesional. Terminó imponiendo su experiencia para resolver el partido cuando estuvo cerca de quedarse sin nada.

Un triangular que tuvo tres ganadores distintos coronó agónicamente a Boca como nuevo campeón del fútbol argentino, quedándose con el Apertura 2008, el 23º título de su historia en el torneo en el que, paradójicamente, River terminó en la última posición. La paradoja no acaba allí: Boca se consagró pese a perder por la mínima diferencia con Tigre, que ya lo había vencido durante el torneo. El gol que Cristian Chávez le convirtió agónicamente a San Lorenzo en el segundo partido del triangular, estirando la diferencia de esa victoria a 3-1, fue el que le aseguró el título, tras 21 partidos de los cuales ganó 13, perdió 5 y empató los tres restantes.

Al equipo de Victoria le faltó un solo tanto para ganar el primer título en el profesionalismo de sus 106 años de historia. El único tanto lo marcó Leandro Lazzaro, aprovechando un error garrafal del juvenil arquero Javier García, en un partido en el que Boca Juniors empezó bien y terminó apurado y con diez jugadores por la expulsión de Rodrigo Palacio sobre el final por cometer una falta y protestar un fallo del árbitro Sergio Pezzotta.

El despliegue físico de Tigre y su necesidad de ganar por dos goles de diferencia atenuaron durante varios minutos el ímpetu de Boca y lo obligaron a cometer reiteradas faltas cerca de García. El equipo de Carlos Ischia fue perdiendo precisión pese a que dispuso de situaciones claras para anotar con Figueroa y Gracián.

Para el segundo tiempo, Ischia tuvo que hacer un cambio obligado, porque se lesionó Dátolo, quien fue reemplazado por Alvaro González, quien se movió por derecha, mientras que Chávez se corrió a la izquierda.

Más allá de esta variante, Boca se paró unos metros más adelante, aunque con intenciones de jugar más lejos de su arco que buscar el del rival. Con el correr de los minutos, ayudado por el ingreso de Rodrigo Palacio, quien reemplazó a Figueroa, de a poco se transformó en el dueño del partido atacando más, manejando los tiempos y dejando correr los minutos. Además, los dos zagueros centrales de Boca le daban desde el fondo tranquilidad al equipo.

Si Tigre tenía la mayor responsabilidad en los segundos 45 minutos, mantuvo la presión sobre un rival cómodo con el resultado, pero lo inquietó poco y le costó superar la mitad del campo. Pasaba poco y nada en un partido que Boca parecía controlar, pero a los 68 minutos un centro que García debió controlar calentó el partido.

García, que venía de cometer errores decisivos, se distrajo y La-zzaro se anticipó con un cabezazo tan sorpresivo como demoledor. Inmediatamente, Ischia ordenó el cambio del arquero (ver aparte).

Con problemas para controlar la pelota y organizarse, Boca enfrió el partido, aguantó el entusiasmo de Tigre con dos líneas de cuatro jugadores y arriesgó lo menos posible. Pero cada ataque de Tigre, desordenado y con más fuerza de voluntad que con ideas coordinadas, traía inquietud al fondo de Boca, porque un solo gol habría cambiado el destino del título, que hubiera quedado en poder de Tigre. Esos nervios desembocaron en la expulsión de Palacio, ya en tiempo de descuento. Pero el arquero Ayala estuvo seguro cada vez que lo exigieron, el descuento se agotó. Con tres puntos, producto de la victoria sobre San Lorenzo, Boca fue campeón sobre Tigre (3 puntos) y San Lorenzo, con una diferencia de + 1 gol (3-2), contra la diferencia nula de Tigre (2-2) y la - 1 gol de San Lorenzo (2-3). Sin ese gol agónico de Chávez, el campeón habría sido San Lorenzo...

0-BOCA

García; Ibarra, Cáceres, Roncaglia, Morel Rodríguez; Chávez, Battaglia, Datolo; Gracián; Figueroa, Viatri.

DT: Carlos Ischia.

1- TIGRE

Ardente; Jerez, Paparatto, Blengio, Arruabarrena; Rosano, Blanco, M.Giménez; Morel; Lazzaro, Luna.

DT: Diego Cagna.

Estadio: Racing.

Arbitro: Sergio Pezzotta.

Gol: 68m, Lazzaro (T).

Cambios: 46m, González por Datolo (B); 55m, Palacio por Figueroa (B); 62m, Altobelli por Rosano (T); 70m, Ayala por García (B); 72m, Rusculleda por Giménez (T); 88m, Villegas por Arruabarrena (T).

Compartir: 

Twitter
 

Battaglia, Chávez, Cáceres y Morel Rodríguez celebran la conquista, del otro lado de la bandera y la Copa festeja Juan Román Riquelme.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice
  • PERDIó CON TIGRE, PERO SE QUEDó CON EL TíTULO DEL APERTURA 2008
    Boca, el mejor de un torneo raro

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.