DEPORTES › CON EL ATLETICO MADRID NO HUBO DEFINICION POR PENALES

Boca no pudo ir al ballottage

A diferencia de lo que había pasado con el Barcelona el viernes, ayer Boca –que jugó con varios suplentes– cayó 1-0 en tiempo reglamentario. Se cumplió el objetivo de regresar sin lesionados.

Boca cerró su minigira española con una caída, porque a diferencia de lo que sucedió el viernes en la Copa Juan Gamper, ante el Barcelona, ayer no tuvo posibilidad de ir al ballottage de los penales, porque el Atlético Madrid lo venció 1-0 con un gol conquistado en el último cuarto de hora, y se quedó con el trofeo Villa de Madrid sin necesidad de recurrir a los tiros desde el punto del penal. En el Camp Nou habían empatado 1-1 y luego el Barça ganó 5-3 en la definición.
Carlos Bianchi reconoció que el objetivo era “regresar sin lesionados a Buenos Aires”, por lo que se retiró satisfecho del Vicente Calderón. Para el entrenador, “el Atlético puede sacar más conclusiones que nosotros, pues está en el comienzo del campeonato. Nosotros, sinceramente, estábamos pensando más en el partido del domingo que en los amistosos que hemos jugado acá”, comentó.
El gol marcado de cabeza por Fernando Torres sentenció en favor del equipo español un encuentro que estuvo muy lejos de ser atractivo, y que se caracterizó en cambio por algunas brusquedades y la falta de situaciones claras de gol.
Bianchi mezcló titulares y suplentes, y se destacó el trabajo de Luis Perea. El defensor colombiano realizó una correcta tarea, tanto cuando salió a cortar lejos del área como por aire, y controló con eficacia a los delanteros españoles. “Perea hizo un buen partido y el objetivo de su contratación es darle un plus al equipo”, señaló Bianchi.
Ante la ausencia de Carlos Tevez y, en menor medida, del brasileño Iarley, Boca careció de un jugador capaz de darle al equipo un poco de chispa a la hora de crear juego en ataque, porque en este aspecto fue poco lo que aportó Guillermo Barros Schelotto. “Tevez es un jugador que hay que cuidar, me interesa para el futuro y por eso no jugó”, explicó Bianchi.
En medio de un desarrollo parejo, llegó el gol que definió el partido. Torres le ganó el salto a Diego Crosa y de cabeza mandó la pelota al fondo de la red, ante la mirada de Caballero.
Boca intentó reaccionar con más garra que fútbol, aunque la infantil expulsión de Villarreal lo condicionó y al estar en desventaja numérica no pudo hacer nada frente a un rival prolijo y ordenado, en el que jugaron los argentinos Germán Burgos (que dejó la cancha, lesionado), Matías Lequi y Diego Simeone.
Pero el Atlético, salvo Torres, no tiene figuras de mucho vuelo, por lo que el partido se hizo demasiado aburrido, y la calificación bajó mucho más cuando por ambos lados se comenzó a pegar.
Algún remate de larga distancia de Matías Donnet y Roberto Colauti, por el lado de Boca, y de Torres y Kiki Musampa por el del Atlético fueron la única vía por la cual Caballero y Burgos tuvieron trabajo.

Compartir: 

Twitter
 

El Mellizo Barros Schelotto quiere pasar a Sergi.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.