DEPORTES › VENCIO CON CLARIDAD A LANUS POR LA COPA ARGENTINA EN SAN JUAN

Boca creció e irá a la final

Como había pedido su figura, Carlos Tevez, el domingo pasado, el plantel demostró buen juego y personalidad para ubicarse en el partido decisivo. Los goles fueron convertidos por Lodeiro, de penal, y el propio Tevez.

“De una vez por todas tenemos que crecer”, dijo Carlos Tevez, tras la derrota ante Racing, que impidió el festejo anticipado del título. El autor de la frase, que caló hondo en el vestuario, fue la gran figura del pase a la final de Boca en la Copa Argentina. Con su liderazgo, la calidad de Nicolás Lodeiro y el apoyo en las tribunas, el equipo volvió a sentirse local en San Juan y superó con comodidad a un Lanús desdibujado, que falló en defensa, sólo tuvo una chance gol y sufrió dos expulsiones.

Luego del traspié ante el conjunto de Avellaneda, Rodolfo Arruabarrena les ratificó la confianza a casi todos los protagonistas de ese encuentro. El único que pagó los platos rotos de esa actuación fue Nicolás Colazo, que le dejó su lugar en defensa a Luciano Monzón. En la vereda de enfrente, en cambio, Guillermo Barros Schelotto tomó nota de lo que estaba en juego ante el equipo en el que brilló como jugador y optó por un esquema más cauteloso, con un 4-4-2 en lugar de su habitual dibujo con tres puntas.

El partido comenzó a pura intensidad, aunque sin llegadas durante los primeros diez minutos. Pero el panorama cambió cuando a Braghieri le ganaron la posición y el defensor, emulando a Los Pumas, tackleó a Meli en el área. Tevez, ídolo indiscutido y ayer capitán, cedió la responsabilidad luego de sus dos ejecuciones erradas recientemente, y el uruguayo Lodeiro, el día que recibió una nueva convocatoria para su selección, cambió el penal por gol con un zurdazo preciso. A partir de ahí, Lanús se convirtió en un mar de nervios y Boca empezó a adueñarse de los tiempos del partido. Agazapado por momentos, aunque sin sobresaltos, el conjunto que aspira a cerrar el año con dos vueltas olímpicas le dio otro mazazo al equipo del Sur quince minutos después. Tevez sacó con el cuerpo a Gómez, tras un gran pase de Lodeiro a espaldas de Araujo, y el delantero definió por entre las piernas de Ibáñez para decretar el 2-0.

El jugador de la Selección fue una pesadilla para el fondo granate y volvió a demostrar que, a diferencia de lo que piensa Martino, brilla como mediapunta. Tanto que siguió haciendo de las suyas luego del festejo y se vistió de armador para asistir a Marcelo Meli, quien no estuvo a la altura de la asistencia para finiquitar el pleito anticipadamente.

En el complemento, los ingresos de Benítez y el paraguayo Almirón buscaron darle más verticalidad y vorágine a Lanús, que necesitaba dejar atrás la pesadila que había vivido en la primera etapa. Sin embargo, la velocidad sin pases asociados ni recuperación rápida de la pelota sólo aumentó los nervios. Román Martínez se perdió el descuento en la única chance de peligro, tras un rebote largo de Orion, que se redimió con otra atajada.

Con el resultado a favor, Boca se adueñó de la pelota. Mucho más con los ingresos de Colazo y Bentancur, quienes reforzaron el mediocampo. La roja a Gómez, tras una patada descalificadora a Tevez, redondeó una tarea para el olvido de los zagueros. Tevez estuco cerca de ponerle broche de oro a una actuación soberbia con un cabezazo que se le fue cerca. Aunque para ese momento la tarea estaba cumplida: Boca había crecido como equipo.

Compartir: 

Twitter
 

Lodeiro festeja su gol, de penal, y se suman para acompañarlo Calleri y Meli.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.