DEPORTES

Pillines y Chaperos, las barras que conducen a Rosario Central

Quiénes son los barrabravas que se opusieron a la designación de Miguel Angel Russo como nuevo entrenador del club: unos llevaron la candidatura de Pedro Marchetta, los otros la de Omar Palma. Los dirigentes quieren a César Menotti, para conformar a ambos bandos.

 Por Adrián De Benedictis

La nueva designación del director técnico de Central está envuelta entre la intolerancia, el miedo y las sospechas. Y quienes mayor influencia parecen tener en esta decisión son los barrabravas del club, que se opusieron a la designación de Miguel Russo y pretendían imponer, unos, a Pedro Marchetta y, otros, a Omar Palma. Mientras hoy César Luis Menotti sería designado en el puesto, los hinchas continúan disputándose el liderazgo. “Nadie quiere dirigir a Central por la complicación externa que vive el club”, dijo, eufemísticamente, el presidente del club, Juan Carlos Campagna: la “complicación” es la interna de la barra.
La barrabrava de Central está dividida en dos fracciones: por un lado están los Pillines, que responden a la actual comisión directiva, y está integrada por más de 100 personas. El líder de esta columna es Andrés “Pillín” Bracamonte. En el otro sector están los Chaperos, aliados al ex presidente Víctor Vesco, quien se encuentra distanciado con los actuales directivos. A cargo de este sector está Carlos Bustos.
A los Pillines se le sumó en el último tiempo Oscar “Paquito” Ferreira, quien estuvo preso por haber quemado la sede social en 1994. Sus integrantes suelen presentarse en las reuniones de Comisión sin ninguna restricción. Y en ese sentido, Ferreira –que se traslada en un Renault Twingo último modelo– tiene que volver a quedar detenido pero por otra causa: en una asamblea de diciembre de 2000 le pegó una trompada a Marcelo “Vitamina” Barberis, ex barrabrava de la fracción RC 2000, que ya dejó de existir. A estos últimos la policía le prohibió asistir a los estadios, porque suelen ser atacados a tiros por los Pillines. Precisamente, de los Pillines habría salido el disparo que hirió a un policía en el último clásico ante Newell’s, en noviembre de 2001. Además, fuentes consultadas aseguran que alguien de este grupo tendría un parentesco con un jefe de la policía rosarina.
Los Chaperos son apenas un poco más de 20 personas, pero no están yendo a la cancha por los constantes ataques de los Pillines. Se los conoce así porque Bustos, su líder, tiene una chapería en la ciudad, por la cual habrían pasado los autos de varios dirigentes. Además de Vesco, otro de los que mantiene una estrecha relación con este grupo es el ex volante Omar Palma, a quien los Chaperos pretendían imponer como técnico.
La novela sobre la elección del nuevo entrenador que reemplazará a Daniel Teglia, empezó el lunes, cuando los Pillines irrumpieron por la noche en la reunión de comisión, y le comunicaron a los directivos que pretendían a Pedro Marchetta al frente del plantel. Todo esto sucedió cuando Miguel Angel Russo, quien había sido elegido por los conductores de la institución, estaba dialogando con las autoridades de Central. En ese mismo momento, José Aurelio Pascuttini, que iba a hacerse cargo del fútbol amateur, recibía una amenaza telefónica.
Inmediatamente, Russo se trasladó a Buenos Aires y el martes por la mañana fue el blanco de una amenaza. Ya instalado en la Capital, Russo recibió el llamado de su amigo Armando Tedesco, el hombre que maneja los intereses de Torneos y Competencias en la AFA, quien le habría recomendado que no acepte el cargo debido a que el equipo está muy comprometido con el descenso para el año que viene.
Después de tantear a Enzo Trossero, los dirigentes de Central estaban viajando anoche a Rosario junto a Menotti, quien ya habría aceptado el desafío, y hoy mismo firmaría el vínculo con la entidad. Menotti sería el que uniría el deseo de dirigentes, jugadores y barrabravas.

Compartir: 

Twitter
 

El sector principal de la hinchada de Central, ocupado por los Pillines.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.