DEPORTES › JUAN SEBASTIAN VERON ANALIZO LA ACTUALIDAD DE ESTUDIANTES, LA DEL FUTBOL ARGENTINO

“Este es el momento, se puede hacer una Liga Argentina”

El ex volante de la Selección y presidente del club platense reivindicó el presente del equipo de Vivas, consideró que la AFA está en una etapa de transición, que las dirigencias deben abandonar las malas prácticas y postuló un nuevo torneo en consonancia con la modernización que suele pregonar.

 Por Leonel Lenga

–¿Qué opina del presente futbolístico de Estudiantes y la chance concreta de acceder a la próxima Copa Libertadores?

–El momento es bueno. Fue un campeonato de menor a mayor, con un grupo que se modificó bastante en los últimos años, que tuvo muchas ventas, varios muchachos que se fueron y así y todo, gracias al trabajo del cuerpo técnico y el grupo de jugadores, se pudo conformar un buen plantel. Desde ahí nosotros como club estamos contentos y obviamente que la clasificación a la Libertadores es uno de los objetivos. Así que ojalá que en este tramo final el equipo pueda alcanzar el objetivo, pero más allá de eso es un buen torneo.

–Lleva algo más de un año y medio en la presidencia del club, ¿Qué puede decir de esta experiencia?

–Obviamente que no es lo mismo que jugar. Está claro que tiene muchísimas diferencias y un impacto distinto en la vida societaria, en la vida del hincha y del deportista. Aunque no tenía experiencia, la realidad es que pudimos conformar un buen grupo de trabajo. Además, la familia, la gente del club, entendió el momento, acompañó y trabajó en los momentos difíciles. Hoy, de a poco, el club se va encausando en sus carriles normales. Por lo que podemos decir que los proyectos que teníamos pensados se van concretando.

–¿Se siente cómodo en la función?

–Personalmente me gusta el poder hacer. La comodidad no sé si realmente existe o no. Lo que sí puedo decir es que me gusta el desafío, llevar adelante una gestión en la que pueda modificar el día a día del que trabaja, del que practica deportes, de la familia. Está claro que hay muchas dificultades, pero se trabaja para estar cada vez mejor.

–Entre las decisiones de su gestión se impulsó una investigación interna de la ex comisión directiva que derivó en la suspensión por 180 días en su condición de socio del presidente anterior, Enrique Lombardi. ¿Qué podría contar al respecto?

–Más que nada la investigación la hizo el Tribunal de Disciplina del club. Nosotros elevamos un informe de lo que habíamos visto y de lo que nos despertaba dudas sobre lo que había ocurrido anteriormente. El Tribunal hizo un dictamen y nosotros terminamos de confirmar la sanción. O sea, son procedimientos que empezaron con la gestión anterior y nosotros decidimos seguir con la misma metodología que se había implementado. Me parece, también, que es un poco darle tranquilidad al socio. Que no sienta que el dirigente va a pasar así porque sí, más allá de si toma una buena o una mala decisión y eso tiene un impacto negativo en una gestión o en la vida útil del club. Creo que pasa por ese lugar.

–Hablando del papel de las dirigencias, ¿qué lectura hace de lo que ocurre en la AFA?

–Obviamente es un período difícil. Queda claro que después de tanto tiempo de una gestión, cuando esa persona ya no está, hay muchos dirigentes que toman el protagonismo que antes no podían tener. Se escuchan diversas opiniones, muchos consideran que pueden estar al frente de la AFA y esto marca una etapa complicada. De transición. En la que se han tomado ciertas determinaciones que han llevado a esta medianía, donde no sabemos cómo puede seguir. En definitiva, esperamos que después de junio -las elecciones son el 30 de ese mes- pueda haber una nueva dirigencia capaz de tomar decisiones y de encausarla tanto en objetivos como en la visión de lo que se quiere para la gestión de la AFA.

–¿Le parece que Marcelo Tinelli puede ser parte de la renovación que demanda el fútbol argentino?

–Si lo pensó en su momento tranquilamente lo puede llevar adelante. Lo que creo es saber bien qué es lo que se quiere y hacia dónde vamos. Puede ser Tinelli u otro, pero me parece que lo fundamental pasa por pensar qué es lo que se quiere para el fútbol argentino de acá en adelante, tomando en cuenta los tiempos que corren. Hay que dejar de lado vicios, viejas prácticas y pensar en una AFA moderna. Una AFA en la que los clubes puedan tener previsibilidad, con premios y castigos en lo que refiere a los equipos. Después hay todo un trabajo de Selección que es necesario retomar y que sea realmente serio y a largo plazo.

–¿Tiene algún candidato que le guste más? ¿Incluso usted se animaría a postularse?

–No, no, no. Yo no me candidateo. Ya lo dije, me parece que hay que tratar de buscar la mejor opción y el mejor proyecto. Puede ser un proyecto común y si no, como decía, optar por la opción más destacada para un período que no va a ser fácil para el fútbol argentino.

–¿Cómo marcha el proyecto de la ‘Súper Liga’? ¿Fue usted uno de los encargados de acercar esta idea luego de conversar con autoridades de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de España?

–Sí. No diría la ‘Súper Liga’ porque parece algo que corre por fuera de todo y está por encima. Pienso que esto debe estar dentro del marco de la AFA. Para mí es un proyecto importante para el fútbol. No sólo para los equipos denominados grandes o para los conjuntos de Primera, porque sino estaríamos hablando de que estamos tratando de separarnos de los demás y no es así. Lo que se intenta, como planteaba, es alcanzar un fútbol previsible, competitivo, ordenado y tener objetivos hacia adelante. Tanto para la Primera como para la B. Que haya un orden. Saber realmente qué es lo que se quiere. Y la Liga va en este sentido, como en muchas otras partes del mundo. Entiendo que este es el momento, que se puede hacer. Primero hay que exponerlo. Los clubes se tienen que enterar de qué se trata, cómo se conforma y luego poder decidir. Si es algo bueno para el fútbol argentino se tiene que tener en cuenta y se debería llevar adelante.

–¿Sería, por ejemplo, como la liga española?

–Es la Liga en España, la Premier League de Inglaterra, el Calcio italiano…

–¿Habría que reducir la cantidad de equipos entonces?

–No necesariamente. Está estipulado reducirlo en el tiempo. Hay que explicarlo bien, porque según de dónde lo mires, de dónde indagues, puede llegar a distorsionar un poco y llegar a quedar como que los clubes tienen que ser sociedades anónimas y no es así. De que se benefician los clubes grandes y no, de que es elitista y no. La Liga lo que enmarca es el campeonato de la A y el del Nacional B.

–En esta oportunidad le tocó acercar esta propuesta, ¿pero considera que hasta el momento se había aprovechado su experiencia en el fútbol europeo y la Selección? ¿Se sintió una fuente de consulta?

–Acá hay dirigentes que tienen mucha más experiencia que yo en esto. Lo que puedo dar es mi punto de vista a partir de los lugares y los campeonatos que jugué, cómo me encontré y sobre todo el impacto que tiene en los clubes y en la gente. Me parece que hay que tomar un poco eso, investigarlo e informarse bien. Porque acá también hay una lucha de poderes, de protagonismo y de egos en la cual siempre anteponemos lo nuestro antes que lo de todos. Y considero que hay que pensar un poco más en el todo. Te repito, en mi caso aporto lo que tengo que aportar y escucho al que tengo que escuchar, me parece que en esto no hay una palabra autorizada. Lo tenemos que trabajar entre todos para poder hacer lo mejor para el fútbol argentino, porque de eso se trata.

–¿Cómo tomó el hecho de que Luis Segura, actual presidente de la AFA y candidato en las elecciones fallidas de diciembre, finalmente haya decidido bajarse de la futura elección?

–Me parece que el dirigente sabe cuáles son sus momentos. Segura es un dirigente que ha tenido y ha estado muchos años en el fútbol y llega un buen momento en el cual detectás cuánto diste y hasta dónde podés llegar. Creo que va por ahí.

–¿Le queda algún objetivo por cumplir dentro del mundo del fútbol? ¿Ser director técnico?

–No. El objetivo que me queda, y ojalá lo pueda ver, es un fútbol transparente desde la organización, ordenado, con clubes que tengan su infraestructura tanto en estadios como en la parte formativa. Desde ahí es donde vamos a crecer y seguramente desde ahí se empiece a creer en el cambio del fútbol argentino. Creo que tenemos que apostar a eso. No va a ser de un día para el otro y hay que trabajar mucho. Hay veces en las que se chocará con estructuras que están enquistadas desde hace mucho, pero hay que seguir para corregir y modificar estos aspectos. Como decía antes, ojalá que pueda participar y dejar algo.

–Desde la Copa América Ecuador 1993 que la Selección no logra un título. ¿Qué explicación tiene para esto?

–Bueno, pero en este último año y pico se ha llegado a una final del mundo y a una final de América. Esperemos que el proceso pueda perdurar. Volviendo a lo anterior, teniendo una organización detrás que pueda garantizar el trabajo considero que el título decanta solo. Deseamos que se pueda alcanzar, que no sean hechos aislados. Que se pueda aprovechar el impulso de este último tiempo. Porque si bien no trajo títulos, se llegó a finales que hacía mucho no vivía el fútbol argentino.

–¿Tal vez la Copa América Centenario pueda ser una buena oportunidad para cortar esa racha?

–Ojalá. Pero que no sean hechos aislados. Me parece que a lo que hay que apostar es a eso. Como decía, con organización, con un trabajo con objetivos, donde la Selección pueda proveer capacitaciones a los equipos, distintas metodologías, la parte educativa, la nutricional. Hay un montón de cosas detrás del fútbol que hacen que un proceso pueda ser exitoso y pueda continuar con el éxito.

–Continuando con la Selección, Santiago Ascacibar figura en la lista de preseleccionados que entregó Gerardo Martino para los próximos Juegos Olímpicos. ¿Qué futuro le augura a este mediocampista juvenil?

–El futuro depende mucho de él. Lo que sí veo es una madurez fuera de lo común en un chico de su edad (19 años). Es responsable, aplicado, trabaja, se preocupa por el compañero, tiene todo para seguir progresando en el fútbol. Obviamente que va a depender de él y está claro que nosotros como club vamos a estar a su lado ayudándolo y empujándolo no sólo desde la cancha, sino también desde su vida para que realmente pueda hacer la carrera que él quiera.

–¿Cuándo tienen previsto regresar a su estadio en 1 y 57?

–Si todo marcha como hasta ahora, tenemos un proceso de obra que habíamos mencionado de 420 días que ya empezaron a correr. Así que esperamos que el próximo año, en esta misma época, estemos en las partes finales de la obra.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.