DEPORTES › GEORGINA BARDACH OBTUVO LA MEDALLA DE BRONCE EN 400 MEDLEY

Nadó para meterse en la historia

Luego de 68 años de abstinencia, la natación argentina volvió a un podio olímpico de la mano de la cordobesa, que finalizó tercera en los 400 metros combinados. Es la tercera medalla en ese deporte y la primera que se consigue en el primer día de unos Juegos Olímpicos. La jornada dejó un saldo positivo, ya que las chicas del hockey golearon en el debut, la dupla Conde-Baracetti pasó la primera ronda en beach voley y el remero Fernández avanzó a la semifinal en el single scull.

La primera jornada formal de los Juegos Olímpicos le dejó a Argentina un hito histórico. Es que la cordobesa Georgina Bardach, quien mañana cumplirá 21 años, logró la primera medalla de la delegación, al finalizar tercera en los 400 metros medley, con lo que consiguió que un nadador argentino se suba a un podio olímpico luego de 68 años. Además, se convirtió en la primera deportista que obtiene una medalla para Argentina en la primera jornada de unos Juegos. Mañana a las 5, Georgina volverá a presentarse en las preliminares de los 200 metros medley, con el objetivo de meterse en las semifinales de la tarde.
Georgina Bardach vivió ayer su día más feliz como deportista, ya que sorprendió al conseguir el tercer lugar en la prueba combinada. La cordobesa marcó un tiempo de 4m 37s 51/100, con lo que obtuvo un nuevo record sudamericano, y quedó detrás de la ucraniana Yana Klochkova y la estadounidense Kaitlin Sendeno, que se adjudicaron las medallas dorada y plateada, respectivamente. “Estoy muy feliz por haber ganado una medalla y supercontenta por haber subido al podio en los Juegos Olímpicos”, comentó Bardach, que se transformó en la tercera nadadora en subir a un podio luego de que Alberto Zorilla lograra el primer lugar en los 400 metros libres en Amsterdam ’28 y que Jeannette Campbell se quedara con la segunda posición en los 100 metros libres en Berlín ’36.
“Cuando toqué la pared no lo podía creer. En ese momento se me cruzaron muchas cosas por la cabeza. Competir en los Juegos y lograr una medalla es algo maravilloso. Todavía no caigo con lo que logré”, señaló Bardach, que llegó a Atenas con el gran objetivo de acceder a una final olímpica, algo que no se conseguía desde México ’68. Sin embargo, a partir del tercer lugar que logró en la serie de la mañana, la esperanza de una medalla se convirtió en un sueño posible.
El desarrollo de la final resultó emocionante. Es que desde la largada Bardach se ubicó en el cuarto lugar durante todo el tramo de mariposa. Ya en los 100 espalda, la argentina dejó en claro que es la disciplina que menos domina, por lo que llegó a la mitad de la prueba en la sexta posición. Sin embargo, en pecho, su mejor especialidad, recuperó el terreno perdido en los primeros 50 metros, y en el retorno se afirmó en el tercer puesto, luego de superar a la húngara Eva Risztov. Para el tramo decisivo, Bardach mantuvo su ritmo en los 100 libres y concretó lo que a esa altura era un verdadero sueño.
“Sólo tenía como referencia que al lado mío nadaba la ucraniana, pero yo sabía que la lucha era con la húngara y Sendeno. En espalda me retrasé, pero por suerte en pecho, que es la especialidad a la que más me adapto, remonté y toqué tercera. Luego bastó mantener el ritmo en los 100 metros libres para que no se me escapara la medalla”, analizó la cordobesa, que igualmente señaló que se sentía muy cansada y que no sabía si había corrido bien. Lo concreto es que, más allá del cansancio y del estilo con que nadó, Bardach bajó en más de tres segundos su mejor marca personal.
Ya más tranquila y luego de la premiación, la nadadora explicó todo lo sintió a partir de final de la competencia. “Estoy muy feliz y quiero que este día no termine nunca. Realmente me llevo una medalla y es el premio a tantos años de sacrificio y esfuerzo”, comentó Bardach, que además le dedicó el éxito a su familia y a su entrenador, Héctor Sosa. “Lo único que me preocupó al terminar la carrera era que a mi padre no le hubiera dado un infarto o que se hubiera caído de la tribuna”, bromeó la cordobesa. “Cuando lo vi, me quedé tranquila”, señaló la nadadora, que además mañana participará en los 200 metros medley y el martes en los 200 metros mariposa.

Compartir: 

Twitter
 

La emoción de Georgina Bardach en el podio.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.