DEPORTES › LOS JUGADORES SE AUTOCONVOCARON PARA DECRETAR UNA HUELGA, AUNQUE SE QUEDARON EN EL AMAGUE

El paro cruzó por el área pero no fue gol

Los principales referentes de los planteles armaron una reunión por fuera de Futbolistas Agremiados para no jugar la fecha sin público visitante. Grondona y los dirigentes del gremio se opusieron. Finalmente, con el sindicato en el cónclave, decidieron jugar y hacer una nueva reunión el lunes.

El fútbol argentino vivió ayer una nueva jornada agitada. Varios jugadores referentes de los principales equipos de la Primera División se autoconvocaron en un hotel céntrico para evaluar la situación que atraviesa el fútbol local y las medidas adoptadas por los dirigentes de los clubes de no permitir el acceso de hinchas visitantes en todos los partidos que resten hasta la finalización de los torneos de las distintas categorías. Durante toda la tarde se barajó la posibilidad de decretar un paro de actividades, que finalmente fue descartada por los dirigentes de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), quienes, una vez comenzada la reunión, se hicieron presentes en el lugar con intenciones de tomar cartas en el asunto. “Los jugadores tienen miedo”, reconoció Sergio Marchi, el secretario general del gremio que agrupa a los jugadores.

La autoconvocatoria de los jugadores sorprendió a todos, incluso a los representantes del gremio, quienes, por su cuenta, habían descartado la posibilidad de un paro de actividades. Sin embargo, varios referentes de los distintos equipos de la Primera División se montaron en una cadena de llamadas y armaron el cónclave en el Hotel Hilton, a unas treinta cuadras de la sede de Agremiados.

El encuentro comenzó a tomar forma el jueves y se concretó ayer poco después de las 14. Participaron cerca de 30 jugadores, a razón de dos jugadores por equipo, con excepción de River, equipo del que se presentaron cinco futbolistas: Gallardo, Belluschi, Gerlo, Lussenhoff y Tuzzio. Además, estuvieron: Verón, Calderón y Ortiz (Estudiantes); Palermo e Ibarra (Boca); Campagnuolo (Racing); Saja y Orión (San Lorenzo); Bossio (Lanús); De Muner, Pérez Castro y Niell (Argentinos); Lucchetti y Sanguinetti (Banfield); Machín y Carrizo (Independiente); Zarif y Jorge Martínez (Chicago); Ruiz y Loeschbor (Arsenal); Sessa y Cubero (Vélez), y Martín Cardetti (Gimnasia). Por último, promediando la reunión, llegaron Osvaldo Miranda y Silvio Duarte (Godoy Cruz).

Los demás equipos de la categoría no tuvieron representantes en la reunión, de la que luego de dos horas de discusiones, los participantes se retiraron sin hacer declaraciones a la prensa.

Según confirmaron los dirigentes de FAA, Marchi y el ex Boca Jorge “Potro” Domínguez, los futbolistas finalmente decidieron jugar este fin de semana y llamar a una asamblea general extraordinaria para el próximo lunes en la sede del gremio, a las 19, con la participación de los clubes de las distintas categorías, donde se definirán los pasos a seguir en esta crisis desatada por la creciente violencia en el fútbol, que se fue de control con las amenazas de muerte que sufrieron varios jugadores de Gimnasia, por parte de barrabravas del club platense.

Pese a que los jugadores de Gimnasia, quienes en off reconocieron las amenazas “revólver en mano” de los violentos en Estancia Chica, trabajaron una estrategia conjunta de evasión, negaron haber recibido amenazas ante los requerimientos de la Justicia platense que investiga el caso, los dirigentes de FAA reconocieron: “Los futbolistas tienen miedo. Debo decir que la fecha se juega, con las medidas tomadas por la AFA de que no concurran los hinchas visitantes, pero si pasa algo este fin de semana deberemos tomar medidas más drásticas”.

Marchi consideró luego que “esta fue una situación desprolija, pero los jugadores decidieron hacer algo. No puede ser que por 200 violentos se impida que aquellos espectadores que quieren ver fútbol puedan hacerlo. Acá se debe aplicar la ley, hay que terminar con los violentos, deben intervenir todos los sectores e incluso el Estado, para que pueda encontrarse una solución”, agregó el dirigente.

“Parando no se soluciona nada. Se han realizado paros, en distintas épocas, por el tema de la violencia. Hacen falta medidas de fondo para sacar de raíz a los inadaptados”, enfatizó el dirigente.

Compartir: 

Twitter
 

Sergio Marchi, dirigente de Agremiados, aseguró que los futbolistas “tienen miedo”.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.