ECONOMíA › EL CRECIMIENTO INDUSTRIAL ANUAL SIGUE ARRIBA DE 7%

Aceleración pegada con cemento

 Por Raúl Dellatorre

Fuertemente apoyados en la evolución del sector automotor y en los fabricantes de materiales para la construcción, los indicadores de la actividad industrial siguen arrojando mediciones favorables que permiten prever que el año cierre con un crecimiento del 7 al 8 por ciento. En el mes de octubre, el estimador mensual que elabora el Indec arrojó un crecimiento del 7,3 por ciento respecto del mismo mes del año anterior, y del 7,6 por ciento comparando el nivel de actividad entre los diez primeros meses de cada año. Aunque los dos sectores industriales apuntados son los que más se destacan, la mejora es generalizada para las distintas ramas. El único renglón en el que se computan caídas de actividad tanto en octubre como en el acumulado de los diez primeros meses es Carnes rojas (2,3 y 6,9 por ciento, respectivamente).

La notable recuperación de la industria automotriz, con un aumento del 30 por ciento respecto del año pasado (34,6 en octubre), impacta con fuerza en el índice. Montado en la recuperación de ingresos de los sectores medios y altos, y una marcada propensión de los usuarios a renovar sus unidades, la perspectiva del sector es seguir con un mercado en alza durante 2007. Manteniendo la actual política de intercambio comercial entre filiales, las terminales locales seguirán destinando parte de su producción a la exportación en la misma medida que el mercado local demande modelos importados, de modo de mantener el equilibrio entre producción y ventas al mercado interno. Las condiciones de fábrica para responder a la eventual mayor demanda son más que aceptables: la utilización de la capacidad no superó el 61 por ciento en ningún mes de este año.

El boom de la construcción tuvo su reflejo en la actividad de las industrias proveedoras de materiales. El sector del cemento muestra una evolución favorable del 20 por ciento este año con respecto al anterior (16 por ciento en octubre), situación similar a la que registra el renglón Otros materiales. Al igual que en automotores, la capacidad instalada en fábricas de Minerales no metálicos (cemento y otros materiales para la construcción) sigue soportando cómodamente los requerimientos de una demanda creciente: aún no llega a un nivel de utilización del 70 por ciento de la capacidad total.

El subsector Vidrios, que abarca un mercado más amplio que el de la construcción, observa un ritmo de crecimiento no tan elevado como los anteriores: 9 por ciento en los diez meses y 13,8 por ciento en octubre.

Más moderado resultó el crecimiento interanual en otros sectores industriales, que se ubicaron para el registro de los diez meses en torno del 6 por ciento por encima de los valores de 2005. Así se observa en Sustancias y productos químicos (6,1), Productos de caucho y plástico (6,2), Industria textil (6,1), Refinación de petróleo (6) e Industria alimentaria (5,9).

Una luz de alerta está encendida en el sector Refinación de Petróleo y otra en Industrias metálicas básicas (Acero crudo y Aluminio primario). Son los sectores en los que la utilización de la capacidad instalada se encuentra muy próxima al límite técnico (por encima del 90 por ciento). En particular, en el caso de la siderurgia y el aluminio, la falta absoluta de capacidad para atender cualquier aumento de la demanda es más preocupante, dado el carácter absolutamente monopólico de la estructura de oferta. Más allá de los buenos pronósticos, son los verdaderos cuellos de botella estructurales que se encuentran en la industria manufacturera.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.