DIALOGOS › ¿POR QUé ARNALDO OMAR GOENAGA ?

Razones de “una etapa increíble”

 Por Andrew Graham-Yooll

Quizás su rasgo principal sea que ha sido un militante peronista toda la vida. De bajo perfil, activo en los gremios, siempre evitó el primer plano. Esta charla tuvo su disparador cuando dijo, en una mesa de amigos en la que se hablaba del gobierno de Arturo Frondizi: “En 1958 fue cuando quemé mi primer trolebús”. Arnaldo Omar Goenaga, de 67 años, hoy describe los años sesenta y setenta, como “una etapa increíble, es de no creer que hayamos hecho tantas cosas”.

“Soy profundamente peronista desde los 14 años. En 1955 ingresé al Liceo Militar General Belgrano, en Santa Fe. Eramos de Villaguay, Entre Ríos. Me echaron del Liceo, y fui a terminar el año en el Colegio Nacional de Paraná.

Ahora su “mayor satisfacción” es sacar un periódico para su barrio, ABC, Almagro, Boedo, Caballito. Va por su sexto año y alcanzó el número 80. “Es un esfuerzo grande para alguien como yo que no tiene formación. Terminé la secundaria a los ponchazos a los 61 años.” Había largado los estudios secundarios hace más de medio siglo, pero cuando se presentó a elecciones legislativas en la ciudad escuchó la crítica severa. “Un periodista un día me basureó por televisión al leer una lista de antecedentes de candidatos peronistas que le facilitó Poder Ciudadano: ‘¿Quiere ser, diputado? No tiene siquiera la secundaria’. Quise salir a pelearle. Mi hermana me recomendó estudiar en vez de pelear. Rendí en el Mariano Moreno. Gracias a mi hermana terminé la secundaria, y él se salvó de una paliza.”

Goenaga es presidente honorario de una asociación vecinal y presidente de la comisión de la Biblioteca Popular General Alvear, en Avellaneda y Acoyte. “Cuando se inició la asociación vecinal, en 1922, la calle Acoyte no existía. En Caballito muchas calles eran de tierra.” Hay grupos de vecinos muy contestatarios, por temas, “como la urbanización... no queremos las grandes torres, los asentamientos... Hay un asentamiento en Yerbal al 1400, en Caballito, de unas 24 familias, mendocinos y chilenos, viven en condiciones infrahumanas, y no queremos que vivan así. Hay gente que tiene un negocio de alquiler de carritos para cartoneros, acumulaban basura, preocupa la distribución de la droga... Se discute mucho. También se festejan fechas históricas del barrio.

Fue concejal en el antiguo Concejo Deliberante, entre 1983 y 1987.

En el Concejo Deliberante, dijo, finalmente, aprendió a tratar con otras fuerzas políticas. “Estuve como concejal en el comienzo de la democracia.” El peronismo había sido derrotado y tuvo que replantear su acción. Era parte de “una oposición feroz”, en un bloque de 16 justicialistas. “Era una época en la que había que terminar con el partido militar” que mantenía mucho poder en las sombras. “Recibíamos amenazas de bombas. Una vez evacuamos, la segunda ya no. Un bombero vino y me dijo: ‘Tiene que salir, es peligroso’. Le dije al pibe: ‘Escúcheme, yo armé tantas de éstas, ya sé cómo es. Yo me quedo’.”

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Razones de “una etapa increíble”
    Por Andrew Graham-Yooll
 
DIALOGOS
 indice
  • ARNALDO OMAR GOENAGA, LA VIDA DE UN MILITANTE DEL PERONISMO COMBATIVO EN LOS ’60 Y LOS ’70
    “Si se sacan las cosas de contexto, parecemos ‘cowboys’ o algo así”
    Por Andrew Graham-Yooll

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.