DIALOGOS › ¿POR QUE FLOREAL FERRARA?

Militante social de la salud

 Por B. B.

Floreal Ferrara murió el pasado domingo 28. Era médico cardiólogo, especializado en medicina social, disciplina sobre la cual escribió varios libros. Con sus ochenta y pico a cuestas tenía una vitalidad provocadora del ingenio y una anécdota siempre a flor de labios. Nunca dejó de escribir, de investigar y sobre todo de reírse y hacerse y hacer preguntas. “Es muy difícil ser amigo de Floreal Ferrara, es un díscolo, un rebelde”, se definía a sí mismo en la charla.

Fue amigo de Ramón Carrillo y ministro de Salud bonaerense de Oscar Bidegain en 1973 y Antonio Cafiero en 1987. Durante su última y breve gestión creó y puso en marcha el programa de Atención Ambulatoria y Domiciliaria de la Salud (Atamdos), para llevar la atención médica a los barrios. Se trató de una experiencia que duró sólo cuatro meses pero dejó su huella. El secreto de su éxito, aseguraba, fue la participación de la gente.

La Legislatura porteña lo distinguió, en diciembre de 2007, como Ciudadano Ilustre de Buenos Aires en virtud de su dedicación “al avance científico en el campo de la salud y al compromiso político y social para que ello se plasme en un sistema público que garantice el bienestar de toda la población”.

Esta entrevista se realizó en octubre de 2008, cuando tenía 84 años, en su casa de Villa Urquiza.

Nació en Punta Alta, el 7 de junio de 1924. Fue hijo de un carpintero naval anarquista que organizó el primer sindicato de la zona, cuenta. De niño fue afectado por la poliomielitis que dificultaba su andar. Pero no le impidió casi hasta sus últimos días dar clase en la Universidad de San Martín, auditar obras sociales como la de los trabajadores gráficos o dar charlas en los barrios, siempre y cuándo no hubiera escaleras que remontar.

Egresó como médico de la Universidad Nacional de La Plata en 1950 y no paró de militar por la salud. En 1953 obtuvo la especialización en cardiología en la Universidad de Buenos Aires y once años después fue experto en Salud y Desarrollo Económico Social de la OEA, función que lo llevó inclusive a Africa.

Desde 1957 se desempeñó como docente en la Facultad de Medicina de La Plata hasta 1975, en la cátedra de Medicina preventiva y Social. Fue director de cursos de posgrado de Administración de la Salud, desde 1995, en las universidades de Tres de Febrero, Lomas de Zamora y profesor de Etica en la Universidad de San Martín hasta el año pasado.

Entre sus numerosas publicaciones se cuentan Alcoholismo en América Latina (1960); Desarrollo y Bienestar Argentino (1966); Teoría Social y Salud (1985); Teoría Política y Salud (1994); Teoría de la Corrupción y Salud (1997); y Teoría de la Verdad y Salud (2004).

Bajo el último ítem de su currículum, “Otras actividades”, se lee: “Asesor sindical, Militante social”. Es decir, un compromiso sin fronteras ni credenciales.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Militante social de la salud
    Por B. B.
 
DIALOGOS
 indice
  • ENTREVISTA INEDITA A FLOREAL FERRARA, MEDICO SANITARISTA RECIENTEMENTE FALLECIDO
    “La salud es la solución del conflicto”
    Por Beatriz Blanco

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.