DISCOS

Lanzamientos

SIGAMOS
Gustavo Beytelmann
EPSA, 2004

Pianista del octeto eléctrico de Piazzolla, a mediados de los ’70, antes músico asociado al jazz y después, radicado en Francia, integrante junto a Juan José Mosalini y Patrice Caratini de un trío excepcional, Gustavo Beytelmann es una de las voces más interesantes de la música argentina. Es su primer disco de piano solo, y aquí recorre tangos clásicos –Niebla del Riachuelo, Caserón de tejas y Griseta entre ellos– y un tema propio –que le da título al disco– con imaginación y riqueza en los desarrollos. D. F.



SEMPRE LIBERA
Anna Netrebko
Deutsche Grammophon, 2004

El título no se refiere a ningún artículo higiénico sino a un aria de La traviata y la soprano Anna Netrebko, más allá de las abundantes fotos y de la evidente especulación comercial con su atractivo físico, demuestra ser una de las artistas más interesantes del momento en ese tipo de repertorio. Junto a la Orquesta de Cámara Mahler, dirigida por Claudio Abbado, y algunos cantantes invitados en los pasajes de conjunto, entrega aquí una exquisita antología con arias de Verdi, Puccini –la bella O mio babbino caro–, Donizetti y Bellini. D. F.



BERIMBAUM
Paula Morelenbaum
Random, 2004

¿Cómo escuchar a Vinicius en el siglo XXI? Paula Morelenbaum ofrece algunas pistas al respecto. Sin alardes de modernidad forzada, reviste aquellos clásicos inmaculados (Berimbau, Canto de Ossanha, Insensatez, Brigas nunca mais, entre otros) con un tratamiento sonoro afín a las posibilidades tecnológicas actuales. Esto es: finísimos aportes electrónicos (notables los arreglos de Antonio Pinto) que protegen la voz dulce y relajada de Paula, que parece haber nacido para cantar bossa. También en 2004.
F. D.



DON VILANOVA
Botafogo
GLD, 2004

El más prolijo y riguroso de los blusmen argentinos sacó un nuevo disco, esta vez con material propio y en estudio. El amplio (para los bluseros) y reducido (para los no devotos del género) abanico que recorren el blues y el rhythm’n’blues no tiene secretos para Don Vilanova, que se muestra más suelto que antaño y cuenta, esta vez, con la coproducción de su hijo, el baterista Andrés Vilanova. Algún déficit en las letras desmerece levemente el resultado final, pero aquellos que quieran escuchar buen blues serán recompensados. F. D.

Compartir: 

Twitter
 

 
DISCOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.