ECONOMíA › EL SALDO ENTRE EXPORTACIONES E IMPORTACIONES DEJó EN MAYO 2478 MILLONES DE DóLARES EN LA ADUANA

Fuerte entrada de divisas gracias al comercio

El superávit comercial del mes pasado aumentó 139 por ciento respecto del de un año atrás. Fue a pesar de una caída del 18 por ciento en las exportaciones. Se explica por el derrumbe del 49 por ciento en las importaciones.

El Indec informó ayer que la balanza comercial de mayo cerró con un superávit de 2478 millones de dólares, más del doble que los 1037 millones de igual mes de 2008. Este incremento del 139 por ciento se explica por un retroceso de las importaciones cercano al 50 por ciento. El freno en la entrada de bienes se explica por la desaceleración de la actividad económica, por las restricciones impuestas por el gobierno nacional y por la profundización de la política de sustitución de importaciones por producción local. Empresas importadoras de juguetes y electrodomésticos se quejan de retrasos de 3 a 6 meses para ingresar productos. En los primeros cinco meses del año, el superávit comercial fue de 8333 millones de dólares, 63 por ciento más que en el mismo período del año pasado. El Mercosur concentró el 22 por ciento de las exportaciones y el 36 por ciento de las importaciones.

En mayo, las exportaciones reportaron ingresos por 5138 millones de dólares, una caída del 18 por ciento en relación al mismo mes del año pasado. La baja se debe a una caída del 13 por ciento en los precios de los bienes y del 6 por ciento de las cantidades vendidas. En el caso de las importaciones, que representaron 2660 millones de dólares, el retroceso interanual fue del 49 por ciento, explicado por una reducción del 39 por ciento en las cantidades importadas y una baja de los precios del orden del 16 por ciento.

Si bien hubo superávit comercial en mayo, la caída interanual en las exportaciones se profundizó. Pasó de una baja del 13 por ciento en abril al 18 por ciento en mayo. Sin embargo, si se toman los primeros cinco meses del año, la performance fue mejorando. Se partió de un retroceso del 36 por ciento en enero, del 25 en febrero y del 16 en marzo. En el acumulado de lo que va del año, la baja es del 21 por ciento respecto al mismo período de 2008. En cambio, las importaciones siguen cediendo. En enero la caída fue del 38 por ciento y en mayo del 49. En cinco meses, la disminución es del 40 por ciento en comparación con igual lapso del año pasado.

A pesar de la crisis económica y de la fuerte fuga de capitales en el primer trimestre del año, Argentina puede conservar uno de sus pilares, como es el superávit comercial, que ayuda al Banco Central a conservar estable su nivel de reservas. De ese modo, puede controlar las tensiones del mercado cambiario.

Las exportaciones de productos primarios representaron en mayo ingresos por 1042 millones de dólares, una merma del 37 por ciento. En el acumulado de los primeros cinco meses del año, la caída fue del 39 por ciento.

Un dato no menor fue el aumento de las exportaciones de carnes y sus procesados. Según las entidades agropecuarias, el año que viene habrá que importar carne, pero en este momento se observa una suba en las colocaciones al exterior. El incremento en las ventas fue del 80 por ciento (197 millones de dólares), y en el acumulado de los cinco meses se produjo un alza del 17 por ciento. En las manufacturas de origen industrial hubo exportaciones por 1555 millones de dólares, una baja del 12 por ciento en relación al mismo mes del año anterior.

El rubro de las importaciones se vio afectado tanto por la crisis internacional como por la política de licencias automáticas. Esta medida es defendida por el Gobierno como una forma de proteger la producción nacional. El mayor descenso se registró en el rubro Bienes Intermedios (-52 por ciento), debido principalmente a las menores compras de porotos de soja, glifosato y minerales de hierro. Le siguió el sector Bienes de Capital (-48), por un descenso en las compras de teléfonos celulares, chasis con motor, tractores y vehículos para transporte de mercancías. En el caso de las importaciones de piezas y accesorios para bienes de capital (-44), disminuyeron las compras de partes para la industria automotriz. Los Bienes de Consumo disminuyeron un 30 por ciento.

Por su parte, el intercambio comercial con el Mercosur arrojó un saldo positivo de 161 millones de dólares. Mientras que la balanza comercial con Asia arrojó un saldo positivo de 471 millones de dólares, una baja del 13 por ciento con respecto a mayo de 2008.

Compartir: 

Twitter

A pesar de la crisis económica, Argentina conserva el superávit comercial como uno de sus pilares.
Imagen: Alejandro Elias
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.