ECONOMíA › LA CONFERENCIA DE LA UIA MOSTRó DIFERENCIAS ENTRE LA CúPULA Y LOS QUE RECONOCEN LOS BENEFICIOS DE LA POLíTICA OFICIAL

Una cumbre con fisuras por el perfil opositor

El fuerte contenido crítico hacia el Gobierno, que se evidenció en los paneles, generó malestar entre empresarios que no se ven representados por la actual conducción de la entidad fabril.

 Por Cristian Carrillo

La Conferencia de la Unión Industrial mostró ayer las diferencias que existen en el sector. El fuerte contenido crítico hacia el Gobierno, que se evidenció en los paneles, generó mucho malestar en una capa importante de empresarios que no se ven representados por la actual conducción de la entidad fabril. Se trata de cámaras que reconocen haber sido respaldadas por la política económica de los últimos años y buscan despegarse de la batalla que los grupos concentrados intentan llevar a cabo contra el oficialismo. Como una manera de mostrar su disconformidad con el eje de debate que impuso la mesa chica, los principales referentes de estas cámaras –calzado, textil, juguetes y marroquinería, entre otras– decidieron ayer que hoy pegarán el “faltazo” a la conferencia. “Los análisis los hacemos en privado, pero este encuentro no trata ninguna problemática real del sector”, aseguró a este diario un alto directivo del sector textil.

Como suele suceder en este tipo de eventos, la Conferencia discurrió en el salón principal del hotel donde se desarrollaba el encuentro, pero también en sus pasillos. Sin embargo, lo característico de esta oportunidad es que los discursos eran diametralmente opuestos en ambos lugares. Muchos industriales pequeños y medianos se levantaban en los discursos más críticos casi indignados. “No sé por qué usan una conferencia, de tanta importancia para el sector, para hacer política. Encima este tipo lo único que hace es centrarse en sus dos años de gestión. ¿Después no se hizo nada?”, criticó Alberto Sellaro, presidente de la Cámara de la Industria del Calzado, ante Página/12 en referencia a la disertación el ex ministro de Economía Roberto Lavagna (ver aparte). También ofuscado se acercó a la charla Pedro Bergaglio, titular de ProTejer. “Mañana (por hoy) nos vamos a dedicar a realizar un análisis de la charla”, ironizó el empresario, y adelantó que se sumará a los ausentes de hoy.

Los empresarios del área pymes no volvieron al salón. En una esquina del lobby del Sheraton de Pilar se fueron sumando representantes de sectores que no querían “ser parte de un acto destituyente”. Comenzaron en una mesa y en media hora ya habían solicitado juntar tres para estar más cómodos. En ese encuentro se pusieron de acuerdo para “no asistir” hoy a la segunda jornada como una manera de mostrar su posición. “Somos parte de la Junta de la UIA, pero no de la mesa chica que se está desbandando”, agregó uno de los sentados, mientras se acercaba otro café en mano. Uno sacó el tema: “¿Viste que el Gobierno sacó la publicidad del evento?”. “¿Qué pretendés? ¿Que paguen para que se les peque sin sentido?”, respondió uno de los primeros en sentarse. Se trata de la publicidad que la Secretaría Pyme y el Banco Nación suelen aportar a este tipo de eventos y que no se hicieron presentes esta vez. Los lugares designados para la publicidad fueron reemplazados por carteles con el nombre y el logo de la Unión Industrial. En total fueron cinco los espacios que quedaron libres. Tampoco hubo presencia de representantes del Gobierno. El único confirmado era el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y no asistió.

Por su parte, las principales figuras del directorio de la entidad fabril no parecían preocupadas por no estar representando a buena parte de sus asociados. En cambio, se mostraban felices por la presencia de dos pesos pesados del sector empresario, como el titular de Techint, Paolo Rocca, y de Arcor, Luis Pagani, también al frente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

El encargado de abrir la Conferencia fue el presidente de la UIA, Héctor Méndez. Tal como quedó demostrado en el Coloquio de IDEA, en el que compartió panel con el presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, su estrategia fue la mesura. “Estamos en la búsqueda de consensos, tenemos la esperanza de poder construir en conjunto, tenemos que tratar de buscar la unidad y, por supuesto, vamos a acompañar para que el país siga creciendo”, afirmó el empresario del plástico. Reiteró los datos en los que venía trabajando la entidad y que prevén una mejora de la actividad en torno del 3 y 5 por ciento. Aseguró que para eso el desafío es “bajar las tasas de interés” y asegurar el financiamiento para el sector productivo. El asesor laboral de la UIA, Daniel Funes de Rioja, dijo que la entidad “siempre ha predicado la voluntad de diálogo social”.

En el encuentro estuvieron también presentes el ex ministro de Economía Miguel Peirano, el titular de Fiat, Cristiano Rattazzi, y el secretario de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, pero no participaron de los paneles. El presidente de la 15ª Conferencia Industrial, Adrián Kaufmann, directivo de Arcor, manifestó que “no es posible estructurar un proyecto común cuando el diálogo es reemplazado por la confrontación”. Sin embargo, los paneles del día de hoy volverán a estar integrados sólo por dirigentes de la oposición.

Compartir: 

Twitter
 

Méndez se mostró sonriente con Luis Pagani, presidente de AEA, y dejó en claro las alianzas que privilegia.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.