ECONOMíA › EL MINISTRO DOMíNGUEZ CONCURRIó A LA COMISIóN DE AGRICULTURA DE DIPUTADOS

Señal para la siembra de trigo

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, adelantó que se está evaluando abrir el cupo de las exportaciones futuras de trigo para garantizar la financiación de los productores durante la campaña 2010-2011.

 Por Sebastián Premici

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, adelantó que se está evaluando abrir el cupo de las exportaciones futuras de trigo para garantizar la financiación de los productores durante la campaña 2010-2011. Esta fue la propuesta acercada por la entidad sectorial Argentrigo y hoy será analizada junto al resto de los ministros provinciales durante un encuentro en Rosario. El funcionario realizó ese adelanto al comienzo de su exposición en la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, presidida por Ricardo Buryaille (UCR y ex vicepresidente de CRA). Además, afirmó que las exportaciones de carne no están cerradas, al garantizar un piso de 400.000 toneladas, y que el comercio con China sigue siendo normal, a pesar de las dificultades presentadas en los despachos de aceite de soja.

El abanico de la oposición, que contó con el apoyo de Hugo Biolcati, presidente de la Sociedad Rural, y Mario Llambías, titular de CRA, concentró sus críticas en las dificultades para la comercialización del trigo. También en la falta de perspectivas comerciales para la ganadería y en la injerencia del secretario de Comercio, Guillermo Moreno. Casi al final de la presentación, Domínguez informó, como ya lo había hecho en otras oportunidades, que es “necesario constituir un ámbito público-privado para regular el sector”. Sin decirlo, abogó por la creación de una institución que pueda recrear las funciones de una junta nacional de granos. En respuesta, Buryaille insistió con el reclamo de eliminación de las retenciones para el trigo y el maíz.

Domínguez asistió a la Comisión de Agricultura acompañado por todo su equipo de colaboradores directos, más los funcionarios del Senasa y la Oncca. Su condición de legislador de la provincia de Buenos Aires en uso de licencia le jugó a favor a la hora de manejar las críticas de la oposición. “La campaña de trigo 2009-2010 es de 11,5 millones de toneladas”, afirmó. Esa cantidad se integra con 7,5 millones del rinde del año pasado más un remanente de la cosecha anterior de casi 4 millones. “De este total, ya se vendieron 4 millones. Es verdad que existieron problemas en la comercialización, pero se están solucionando”, indicó Domínguez.

En relación al trigo, el funcionario adelantó que está estudiando una propuesta de la entidad Argentrigo, presidida por David Hughes, para adelantar un 35 por ciento de las ventas al exterior de la próxima campaña para que los productores puedan financiar su cosecha. “Sería como un ROE automático, siempre que se garantice el abastecimiento interno”, apuntó Domínguez. Hoy se reunirán los ministros de Agricultura de todas las provincias, donde éste será uno de los temas a tratar.

“La salida es mucho más fácil. En la Argentina nunca faltó el trigo. Actualmente, en concepto de retenciones por este cultivo, el Estado recauda 50 millones de dólares, pero gasta 150 millones en compensaciones. Con retenciones cero se soluciona el problema”, simplificó Buryaille, sin considerar que las retenciones tienen impacto en la formación del precio interno de la cadena de productiva del trigo. Otro legislador que hizo mención a las retenciones fue Pablo Orsolini (ex vicepresidente de FAA). El ruralista cuestionó la actual alícuota del 35 por ciento para la soja, en otra muestra de la transformación política de la entidad que antes se ocupaba del interés de los pequeños chacareros. Sus palabras estuvieron en sintonía con los dichos de su jefe político federado, Eduardo Buzzi, quien también reclamó una baja de retenciones para la soja.

El tema de la oleaginosa se coló en la discusión ganadera. Según Domínguez, el actual stock de cabezas de ganado es de 52 millones, cuando el promedio histórico de los últimos diez años fue de 53,5 millones. Parte de esta merma se debe a las consecuencias de la sequía, la liquidación de vientres y el corrimiento de la frontera agrícola. En el período 1994-1995 se sembraron en el país 5,8 millones de hectáreas de soja, mientras que en el período 2008-2009 el total fue de 19 millones. Domínguez expuso estos datos, y la oposición cuestionó los niveles de concentración empresaria en el sector granario. En relación con el sector ganadero, el ministro detalló que con las últimas medidas anunciadas (aumento del peso mínimo de faena y cambio en el sistema de subsidios para los feedlots), el stock ganadero crecerá un 7 por ciento en los próximos 24 o 48 meses. “Este año exportaremos 400.000 toneladas de carne, de las cuales ya fueron autorizadas 150.000 toneladas. Las exportaciones no están cerradas”, concluyó Domínguez.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, afirmó que las exportaciones de carne no están cerradas.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.