ECONOMíA › EL SECRETARIO DE FINANZAS, HERNáN LORENZINO, BUSCA DESTRABAR EL CANJE EN ITALIA

Ahora los tanos son duros

La Comisión de Valores italiana muestra rigurosidad en la aprobación del canje de la deuda en default debido a que recibió muchas críticas por la flexibilidad en los años que habilitaba la emisión de deuda argentina a fines de la década pasada.

 Por Cristian Carrillo

Comienzan a destrabarse las trabas burocráticas con el órgano regulador del mercado bursátil italiano que debe autorizar la apertura del canje de deuda argentino en esa plaza. La intervención del secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, quien arribó ayer a Roma para reunirse con representantes de la Commissione Nazionale per le Società e la Borsa (Consob), es clave. La estrategia fue poner sobre la mesa la propuesta final, a pesar de que todavía no se haya lanzado oficialmente. A última hora de ayer en el Ministerio de Economía se había reflotado la idea de hacer el anuncio formal en el transcurso de esta semana, aunque parece difícil. La respuesta de la Consob y de los bonistas con los que se encontró Lorenzino fue positiva, según dejaron trascender en el Palacio de Hacienda. No obstante, las autoridades de esa comisión de valores se muestran “por demás cuidadosos en el tema”, aclaran. Sucede que en estos días se renovará el directorio de esa entidad e intentan usar la aprobación del canje como señal política.

En Italia se concentra el mayor número de tenedores individuales con deuda pública argentina. Se estima que en ese mercado existen unos 3000 millones de dólares en títulos defolteados. Economía decidió entonces que el secretario de Finanzas se dirigiera hacia Roma para “poner presión” a la Consob. Sin embargo, la cantidad de holdouts no es lo único que diferencia a ese mercado de Tokio, Estados Unidos o Luxemburgo, donde también se tramita la oferta del canje. La comisión de valores italiana renueva su presidencia y la aprobación de la propuesta argentina se convirtió en tema de campaña. Las actuales autoridades se muestran “más cuidadosas y poniendo controles más duros para conseguir una posible reelección”, detallaron a este diario fuentes del mercado. Sucede que este organismo recibió varios juicios en 2001 por permitir que muchas consultoras privadas recomendaran bonos argentinos aun sabiendo que el país se enfrentaba cercano a un default.

De todos modos, estrechos colaboradores del ministro de Economía, Amado Boudou, se mostraban ayer confiados en que podría acercarse a los tiempos autoimpuestos para el lanzamiento formal. El titular del Palacio de Hacienda había anticipado que entre ayer y hoy se lanzaría la oferta. Las demoras en algunas respuestas de los organismos de control de esos cuatro países retrasaron esa posibilidad y ahora se espera que el anuncio sea hecho “mañana o pasado, o a más tardar el próximo lunes”, según explicó un funcionario cercano a Boudou.

Una de las ideas que se analizaron en Economía era anunciar el detalle de la propuesta y la fecha de lanzamiento, mientras se esperaban las autorizaciones de los reguladores. Sin embargo, esa iniciativa se descartó y se evaluó que se esperaría a contar con toda la documentación. La apuesta es que “no sería necesario adelantar detalles porque las respuestas van a estar llegando antes de lo previsto”, detalló una fuente gubernamental. Si bien Italia no es el único mercado del que se espera autorización para abrir el canje, sí es el más difícil, detrás de la Securities and Exchange Commission (SEC) estadounidense. De hecho, Luxemburgo suele replicar el comportamiento de la Comisión de Valores de Roma. Por su parte, la SEC y Japón se manejan en los tiempos establecidos.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán Lorenzino, secretario de Finanzas, está en Roma para acelerar la aprobación del canje.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.