ECONOMíA › EL ORGANISMO EVITó PRONUNCIARSE SOBRE EL USO DE RESERVAS PARA EL PAGO DE DEUDA

El Fondo con más cautela

“Cada país decide, en su propia soberanía, cómo manejar su propia deuda”, afirmó el director del FMI, Nicolás Eyzaguirre. “El Fondo ha tomado nota de nuestra prédica a favor de la no injerencia en la política económica del país”, afirmaron cerca de Boudou.

El director del Departamento Hemisferio Occidental del FMI, Nicolás Eyzaguirre, evitó ayer opinar sobre la polémica que existe en Argentina por el uso de reservas para el pago de deuda. “Cada país decide, en su propia soberanía, cómo manejar su propia deuda”, se limitó a declarar en la conferencia de presa que ofreció ayer en Washington al cierre de la Asamblea anual del organismo. “Esto marca que el Fondo ha tomado nota de nuestra prédica a favor de la no injerencia en la política económica y monetaria del país. Esta posición está en línea con ello”, aseguraron ayer fuentes del Ministerio de Economía que tomaron con satisfacción la declaración.

A diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones, esta vez las autoridades argentinas y los funcionarios del Fondo midieron sus declaraciones para evitar cortocircuitos. Además, acordaron que el organismo multilateral visite el país para asesorar al Indec en un plan que se está diseñando para extender la cobertura del Indice de Precios al Consumidor a todo el país. Eyzaguirre reveló ese dato el sábado y Boudou lo confirmó más tarde al afirmar que “es muy importante la asistencia”, aunque no precisó ninguna fecha. No es la primera vez que el Fondo colabora con el gobierno argentino en temas referidos al Indec. De hecho, los directivos del Indec, Ana María Edwin y Norberto Iztcovich, se reunieron con directivos del Fondo el año pasado cuando introdujeron cambios en la metodología de medición del organismo.

Donde pareciera que no hubo acuerdo es en el envío de una misión del Fondo para realizar la revisión anual de la economía contemplada en el artículo IV del estatuto de la entidad, pero ese hecho no motivó un enfrentamiento público.

El ministro de Economía, Amado Boudou, aseguró que el balance de su participación en la Asamblea del FMI y del Banco Mundial fue “muy positivo porque hemos traído la voz de la Argentina a los diversos foros internacionales”. Además, agregó que “es una voz que llega sin condicionamientos porque Argentina está en un proceso de desendeudamiento y no le debe nada al FMI”.

Desde su llegada a la capital de los Estados Unidos, Boudou participó de la reunión del G24 –reúne a los países africanos, latinoamericanos y asiáticos en desarrollo–, del encuentro de ministros de Economía y presidentes de Banco Centrales del G-20, así como de la vigésima primera convocatoria realizada por el Comité Financiero del FMI. Ayer mantuvo un desayuno de trabajo junto al resto de los ministros de economía presentes en la Asamblea y luego participó de la reunión del Comité para el Desarrollo del Banco Mundial, donde se terminó de definir la ampliación de los derechos de voto de los países emergentes.

Compartir: 

Twitter

El titular de Economía, Amado Boudou, sonríe para la foto en Washington, detrás de Strauss Kahn.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.