ECONOMíA › COMIENZA LA CUMBRE DE PRESIDENTES DEL G-20. ACUERDO PARA DAR MAYOR PARTICIPACIóN AL BRIC EN EL DIRECTORIO DEL FONDO

Cambios en la cúpula, pero no en la filosofía del FMI

El directorio del FMI tendrá más participación de los países del BRIC. Pero Argentina planteará la necesidad de avanzar en su transformación. Sin consenso por la “guerra de divisas”.

 Por Fernando Krakowiak

Desde Seúl

“Es necesario que la estructura de poder del Fondo Monetario Internacional exprese la realidad del siglo XXI y no del fin de la Segunda Guerra Mundial”, aseguró ayer aquí el canciller Héctor Timerman, en el día previo al comienzo de la reunión del G-20. Los presidentes del G-20 avanzarán mañana en esa dirección al refrendar un acuerdo que prevé cambios en el directorio del organismo para darles más participación a las naciones populosas que conforman el BRIC (Brasil, Rusia, India y China). Las potencias centrales buscan mostrar de ese modo que el FMI cambió, pero la puja continúa porque los emergentes quieren más. Cristina Fernández de Kirchner, que llegó a esta ciudad en la medianoche de ayer (mediodía de Argentina), se referirá al tema en dos intervenciones que tiene previsto realizar para hablar sobre la reforma financiera y su vínculo con la economía real: la primera se estaba llevando adelante al cierre de esta edición ante un selecto grupo de líderes empresarios y la segunda será mañana ante sus pares del G-20. Hoy al anochecer también participará de la cena de honor que ofrecerá el primer mandatario surcoreano, Lee Myung-bak, en el Museo Nacional.

A medida que se acerca el día de la cumbre, cada vez son más los policías que circulan por las calles para evitar atentados o agresiones contra los presidentes que están llegando a la ciudad, pero no se observa un clima de temor sino más bien una distensión similar a la de un evento deportivo. Las autoridades buscan promocionar el país, al igual que lo hicieron cuando organizaron los Juegos Olímpicos de 1988 y el Mundial de Fútbol de 2002. Las principales avenidas están decoradas con banderas de Corea y el logo del G-20, se ofrecen tours gratuitos para que quienes participan de la cumbre puedan conocer la ciudad y hasta ayer todos los negocios permanecían abiertos, incluso el shopping subterráneo que pasa por debajo del Coex, donde el viernes sesionarán los mandatarios.

En el Park Hyatt, a sólo cien metros del Coex, está hospedada la delegación argentina. En su habitación del décimo piso, Timerman recibió ayer a un grupo de periodistas para conversar sobre la cumbre.

–¿Los presidentes van a refrendar los cambios que acordaron los ministros del G-20 en octubre para darles más poder a los emergentes en el directorio del FMI? –preguntó Página/12.

–Nosotros apoyamos la necesidad de que el FMI y otros organismos internacionales representen la realidad del siglo XXI y no del fin de la Segunda Guerra Mundial, pero esos cambios todavía no concluyeron y se van a dar lentamente.

–El G-20 le otorgó más recursos al FMI y el organismo continúa recomendando planes de ajuste y estabilización.

–Es cierto, pero también es verdad que en los documentos queda demostrado que tenemos equipos trabajando en la necesidad de implementar un mayor control sobre el Fondo. Le hemos dado más recursos porque es la institución existente, pero al mismo tiempo hemos creado instrumentos de control sobre el FMI que antes no existían. No cuestionamos la existencia del FMI, somos socios fundadores de la entidad. Lo que sí cuestionamos es en lo que se ha transformado, pero el hecho de haber designado a Cristina Fernández de Kirchner para presidir la mesa de reforma financiera en la cumbre empresaria y comentar el viernes (por mañana) las conclusiones ante sus pares del G-20 es una muestra de que el FMI va a cambiar.

–Algunos líderes de los países centrales dicen que el Fondo ya cambió.

–Es un debate que se tiene que dar. No está cerrado. Lo que está cerrado es la necesidad de reconocer las reformas y un mayor control del FMI.

La reforma que acordaron los ministros de Economía contempla el compromiso de cambiar de manos el 6 por ciento de la composición de los votos a favor de las economías emergentes y los países subrepresentados. Eso les permitirá a Brasil, China, India y Rusia incrementar su porcentaje. China quedaría así como el tercer socio con más influencia dentro del organismo, detrás de Estados Unidos y Japón, mientras que Brasil e India se sumarían al top ten relegando a Canadá y Arabia Saudita. Además, la Unión Europea se comprometió a ceder dos sillas en la Junta Directiva para las naciones emergentes.

Los ministros acordaron que los cambios en la composición de la cuota se concreten para octubre de 2012, en la reunión anual del FMI y el Banco Mundial, y se aclaró que las reformas del directorio deben ser implementadas antes de la elección de sus nuevos miembros, prevista para fines de 2012. También se acordó que la composición del directorio será revisada cada ocho años, comenzando cuando la reforma de la cuota se efectivice. La última vez que se cambió fue en 1992, cuando el directorio se expandió de 20 a 24 miembros para dar lugar a los nuevos países miembro que surgieron luego de la caída de la Unión Soviética. Pese a la reforma, Estados Unidos mantendría su poder de veto en el directorio porque para aprobar cualquier moción se necesita al menos el 85 por ciento de los votos y ellos conservarían un 16,4 por ciento.

El actual titular del organismo, Dominique Strauss-Kahn, respaldó el acuerdo al remarcar que la mitad de los votos que ganaron los BRIC provienen de economías avanzadas, en su mayoría europeas, y un tercio de países petroleros, quedando sólo cerca de un 20 por ciento que ceden otros emergentes. Además, resaltó que a partir de ahora el ranking de los países tomando en cuenta la composición de los votos se corresponderá con el ranking que esos mismos países tienen en la economía global. En el gobierno argentino sostienen que es un avance en lo que refiere a la gobernanza de la entidad, pero que es necesario seguir profundizando la reforma.

En el plenario de mañana los presidentes resaltarán este avance y las diferencias surgirán al momento de poner mayor o menor énfasis en lo que falta. Cristina Fernández de Kirchner aprovechará entonces para fustigar al Fondo. Igual, el acuerdo sirve para disimular las dificultades que existen para superar los desequilibrios comerciales que llevaron a la “guerra de monedas”. En este punto, la situación seguía ayer empantanada y lo más probable es que el documento final incluya alguna generalidad para postergar la resolución del conflicto (ver aparte). “Tal vez se llegue a la conclusión de que se necesita más tiempo para encontrar una solución en ese tema”, afirmó Timerman.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Grupos antiglobalización protestan en la Cumbre del G-20. CFK aprovechará hoy su tribuna para fustigar las políticas del Fondo.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice
  • MERCEDES MARCó DEL PONT FUE AL SENADO A DEFENDER SU DESIGNACIóN EN EL BCRA
    La novela del Acuerdo, parte II
    Por Tomás Lukin
  • COMIENZA LA CUMBRE DE PRESIDENTES DEL G-20. ACUERDO PARA DAR MAYOR PARTICIPACIóN AL BRIC EN EL DIRECTORIO DEL FONDO
    Cambios en la cúpula, pero no en la filosofía del FMI
    Por Fernando Krakowiak

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.