ECONOMIA › CRECEN LAS MANIOBRAS DE ESPECULADORES QUE BUSCAN OBTENER DIVISAS A TRAVES DE WESTERN UNION

La obsesión compulsiva por los dólares

Contratan a “coleros” extranjeros para que envíen pesos al exterior. El dinero es cobrado en la moneda del país limítrofe de destino y finalmente pasado a dólares para volver a ingresar al país y así sortear la restricción de la AFIP.

 Por Cristian Carrillo

En las últimas semanas volvieron “los coleros”, pero con documentación extranjera y en la puerta de la casa de envío de dinero al exterior Western Union. Esta compañía permite enviar pesos y transformarlos a la cotización oficial a la moneda del país de destino, lo que está siendo aprovechado por algunos especuladores para obtener divisas. La operatoria es simple: el interesado recluta extranjeros para que envíen dinero, un máximo equivalente a 1300 pesos por persona, a un tercero en algún país limítrofe, quien luego le envía los dólares. Fuentes del Banco Central aseguraron que se iniciaron relevamientos para conocer el accionar de estas empresas. Por su parte, los casinos uruguayos comenzaron a aplicar restricciones –un máximo de 1000 dólares por día– a los turistas argentinos que compran fichas con tarjeta de crédito y luego las devuelven en ventanilla y obtienen los dólares en efectivo.

Las trabas oficiales para la compra de divisas son sorteadas a menudo por especuladores bajo distintos mecanismos de elusión. Las más habituales son las prácticas conocidas de “contado con liqui” y la adquisición de divisas en comercios, hoteles y tiendas de primera línea para volcarlos luego en el segmento informal. Pero el menú se amplió a otras formas. El reclutamiento de extranjeros es uno. Página/12 realizó una consulta a Western Union para conocer las condiciones para enviar dinero fuera del país. “Con documento extranjero se permite hasta el equivalente a 1300 pesos por persona cada 30 días, se paga en moneda local y la empresa realiza el cambio a la cotización oficial”, explicó la operadora. Del otro lado debe existir un tercero que recibe el dinero.

Es una salida a cuentagotas en el caso de una operación individual, pero los responsables de la maniobra reclutan a varios prestanombres, haciéndose de un monto importante que, en muchos casos, retorna al país para venderlo en el mercado informal. “Cada uno trae entre diez y quince personas por día”, comentó a este diario uno de estos nuevos coleros, de nacionalidad peruana, en una sucursal Western Union. Desde el BCRA reconocen que no están siendo reguladas, pero que los cambios en la Carta Orgánica permiten un seguimiento más exhaustivo sobre este tipo de negocios.

La brecha entre la cotización oficial del dólar y el precio del paralelo logró ayer una leve reducción. En bancos y agencias oficiales cerró a 4,53 pesos, mientras que las operaciones cursadas en el segmento informal cayeron en más de diez centavos para la fuga de grandes inversores y hasta cinco para el chiquitaje de cuevas y arbolitos. El Central adquirió 120 millones de dólares, aunque las reservas crecieron en sólo 60 millones, a 46.445 millones.

La breve distensión que se exhibe por estos días en el mercado cambiario responde al cierre de semestre, con la consecuente liquidación de aguinaldos, para lo cual deben vender parte de sus tenencias para obtener pesos. Esa menor presión sobre el dólar se exhibe también en el segmento informal en que operan estos grupos, el contado con liquidación. Esta operación consiste en la compra de un bono o acción en el mercado local en pesos para ser liquidado en dólares en el exterior. El costo de esta transacción se redujo de 6,71 a 6,57 pesos. Por su parte, las cuevas en la city ofrecieron el dólar “blue” a 5,90, mientras que los arbolitos lo voceaban a 6,15.

En tanto, se mantienen las rigideces en los controles oficiales para la compra de divisas. El grueso de las solicitudes que fueron aprobadas se trata de operaciones con la finalidad de viajes. “No bien se conoció el nuevo sistema, realicé una solicitud para probar cuánto demoraba la respuesta de la AFIP en caso de querer comprar para ahorrar. Todavía no tuve contestación”, explicó a este diario el responsable de un banco de inversión. El sistema, salvo en el caso de viaje al exterior, devuelve a la consulta la leyenda “solicitud en análisis”. Los bancos aseguran que la venta al público se redujo al 30 por ciento de lo que se trocaba antes del endurecimiento en los controles.

Compartir: 

Twitter
 

El dólar oficial se mantuvo ayer sin cambios, a 4,53 pesos
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared