ECONOMíA › EL FMI ADMITE LOS DEFECTOS DE LAS POLíTICAS DE LOS BANCOS CENTRALES DE EE.UU. Y EUROPA

La desestabilización que vino del Norte

En su documento final de la Cumbre de Washington, el FMI asumió las críticas del Grupo de los 20 al efecto desestabilizador de los flujos de capitales de los países centrales.

La política monetaria por sí sola no basta para restaurar la confianza en la debilitada economía global, señaló el directorio del Fondo Monetario Internacional en el cierre de la asamblea en Washington, e instó a los países a adoptar otras medidas para revitalizar el crecimiento y crear empleos. “Necesitamos actuar de manera decisiva para nutrir una recuperación sostenible y restaurar la resistencia de la economía global”, dijo el comité de dirección del Fondo en un comunicado al cierre de su reunión anual de primavera. Los bancos centrales de las mayores economías del mundo deberían continuar con sus políticas monetarias expansivas en medio de la desigual y débil recuperación económica, dijo el comunicado del comité del FMI.

Al mismo tiempo, advirtió que la retirada eventual de las medidas de alivio “deberá ser cuidadosamente administrada y claramente comunicada”, a la vez que reclamó planes “creíbles” para que las economías sean más productivas. “La materia prima que escasea en estos momentos es la confianza”, comentó el ministro de Finanzas de Singapur, Tharman Shanmugaratnam, al culminar la reunión.

Los planes de consolidación fiscal a mediano plazo siguen siendo clave, en especial para Estados Unidos y Japón, dijo el comité de dirección. Y advirtió que el estímulo prestado por los bancos centrales de estos países, del Reino Unido y de la Eurozona, no han logrado hasta ahora diseminar un crecimiento fiable, señalando que ya se generan interrogantes sobre cuánto más es capaz de hacer la política monetaria.

A pesar de las advertencias del comité, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, intentó justificar a los cuestionados bancos centrales afirmando que “los esfuerzos extraordinarios que hicieron han sido apropiados por ahora”, aunque reconoció las preocupaciones de los países emergentes por el potencial efecto desestabilizador de los flujos de capitales y las presiones al alza sobre sus monedas. En los últimos días se reeditó el cruce de opiniones entre el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, y la titular del Fondo, a propósito de lo que el primero denomina “guerra de monedas” en contra de la estabilidad de los países emergentes. Ayer, Lagarde ratificó “el compromiso de abstenernos de devaluaciones competitivas y de cualquier forma de proteccionismo comercial y de inversiones” asumido por la dirección del FMI, en respuesta al reclamo en ese sentido emitido el viernes por los miembros del Grupo de los 20.

Compartir: 

Twitter
 

Lagarde intentó salvar a los bancos, pero reconoció fallas en sus políticas.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.