ECONOMíA › LA ACTIVIDAD ECONOMICA NO CRECIO EN JUNIO

Con los motores fríos

El registro del Indec para el sexto mes del año marcó cero. La baja de las exportaciones y el flojo desempeño de la industria y la construcción explican el resultado.

 Por Federico Kucher

La actividad económica no computó variaciones en junio respecto del mismo mes del año pasado, mientras que anotó un alza del 0,3 por ciento en relación con mayo. La caída de las exportaciones a Brasil, la contracción de la rama manufacturera, el menor dinamismo de la construcción y la postergación de decisiones de inversión por efecto de la inestabilidad cambiaria de principios de año fueron elementos centrales para explicar el flojo desempeño del crecimiento local. El anuncio del programa Proemplear, para evitar que la desaceleración económica afecte el nivel de empleo, y el lanzamiento del programa Vivir Más Cerca, con el objetivo de construir 100 mil viviendas sociales, fueron algunas de las iniciativas más recientes del Gobierno para reimpulsar la actividad en la segunda parte del año. Economistas heterodoxos aseguraron que la disminución de la tasa de interés, el incremento de los salarios a través de paritarias, el aumento de las jubilaciones y el ajuste de los subsidios para la protección social, entre otros, también generarán mayor movimiento de la economía en los próximos meses. A diferencia de estos elementos, la disputa judicial de la Argentina con los fondos buitre abrió un foco de tensión que podría potenciar el parate de la actividad.

El informe del Indec (Estimador Mensual de Actividad Económica) no precisa el dato de actividad económica en lo que va del año, en comparación con igual período de 2013, luego del cambio de base para la medición del PBI. La economía local pasó de crecer 3 por ciento el año pasado a registrar una variación cercana a cero este año. El estancamiento de Brasil, el principal socio comercial del país, fue uno de los factores centrales de esta desaceleración. Las proyecciones de crecimiento para la economía brasileña se ajustaron a la baja en los últimos meses, al pasar del 2,5 al 1 por ciento, para el 2014. El desempeño de Brasil generó un fuerte impacto en las exportaciones locales. Por caso, las terminales automotrices registraron en junio despachos a ese país por 662 millones de dólares, un retroceso del 22 por ciento interanual.

Además de la economía brasileña, el volumen de comercio a nivel mundial también registró una floja performance este año, lo que dificulta a las empresas argentinas colocar su producción en otros países. Datos de la Organización Mundial del Comercio precisaron que la expansión del intercambio global de mercancías, en 2014, será casi dos puntos menos respecto del promedio de los últimos veinte años. Esto explica que las exportaciones totales del país sumaron 7387 millones de dólares en junio, con una caída del 3 por ciento interanual, al tiempo que acumularon 36.778 millones de dólares, con un retroceso de 10 por ciento.

La contracción de la actividad industrial y de la construcción fueron otros elementos que potenciaron la desaceleración del crecimiento. El bloque manufacturero anotó una merma del 1,2 por ciento en junio, mientras que acumuló en lo que va del año una caída del 3,2 por ciento interanual. El retroceso más fuerte se computó en el sector automotor, al tiempo que ramas como la producción de minerales no metálicos (cemento) también anotaron una disminución de los negocios. Lo último se explicó por el freno de las edificaciones, que crecían a un ritmo del 4 por ciento el año pasado, mientras que en 2014 anotaron una leve alza del 0,2 por ciento en junio y una caída de 2,4 por ciento en el primer semestre.

Además del desempeño de la construcción, otras inversiones de los particulares tambien registraron tensiones por expectativas negativas respecto de las ganancias. “Piensan que van a ganar menos de lo que ganaban, por lo que frenaron decisiones de inversión”, explicó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en uno de sus últimos discursos. Por caso, la importación de partes y piezas de bienes de capital ascendió en junio a 983 millones de dólares, con un retroceso del 21 por ciento interanual, al tiempo que acumuló en lo que va del año 6513 millones de dólares, para disminuir 15 por ciento.

“Los liberales nos critican porque crece el gasto, pero si no la ponen los empresarios, ¿quién querés que la ponga si no es el Estado? ¿Como sostenemos esta (la rueda de la economía)?”, dijo CFK. El sector público ocupó un rol relevante para moderar la desaceleración de la actividad en lo que va del año. Las erogaciones primarias del Estado sumaron 99.996,4 millones de pesos en junio, con un alza del 55,6 por ciento respecto del mismo mes del año pasado.

Compartir: 

Twitter
 

El comercio exterior cayó en la Argentina, en línea con la tendencia internacional.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.