ECONOMIA › DE VIDO LE ADVIRTIO AL SECRETARIO DE ENERGIA DE EE.UU. SOBRE LOS PROBLEMAS DEL FALLO DE GRIESA

“Complica a empresas estadounidenses”

El ministro se reunió con el funcionario de Obama en la cumbre nuclear y le remarcó que la resolución de la Justicia de Nueva York no sólo afecta a la Argentina, sino también a empresas de su país interesadas en invertir en Vaca Muerta y en energía nuclear.

 Por Fernando Krakowiak

Desde Viena

El ministro de Planificación, Julio De Vido, se reunió ayer en la cumbre nuclear que se lleva adelante en esta ciudad con el secretario de Energía de Estados Unidos, Ernest Moniz, y le advirtió que el fallo del juez Thomas Griesa, que favorece a los fondos buitre, complicará la situación de las empresas estadounidenses Westinghouse y General Electric en la licitación para la construcción de la quinta central atómica, para la cual están precalificadas. “Le dije que Westinghouse tenía una propuesta de trabajo interesante que se iba a ver arruinada por esta situación”, sostuvo el funcionario. El Gobierno dejó en claro que un punto clave es el financiamiento que se ofrezca y en este contexto las empresas estadounidenses no podrían garantizarlo. Además, De Vido aseguró que conversaron sobre Vaca Muerta, una formación que despierta interés de petroleras y empresas de servicios de Estados Unidos, las cuales podrían ver frustrado su objetivo de invertir allí ahora que las calificadoras pusieron a Argentina en default selectivo. El ministro de Planificación también se reunió con el titular de la firma nuclear rusa Rosatom, Serguei Kirienko, quien ratificó su interés en construir la quinta central nuclear y volvió a mostrar voluntad de financiar la obra.

El escritor francés André Malraux definió a Buenos Aires como la capital de un imperio que nunca existió. Viena, en cambio, es la capital de un imperio que dejó de existir hace casi cien años, aunque la majestuosidad de sus edificios antiguos todavía sobrevive y en la actualidad se entrelaza con construcciones modernas como el Centro Internacional de Viena, un complejo inaugurado en 1979, a la vera del río Danubio, para alojar a la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) y otras entidades dependientes de las Naciones Unidas. Allí comenzó ayer la 58ª Conferencia General de la OIEA que reúne a representantes de 162 países. Lo paradójico es que Austria es una de las naciones que combate el desarrollo de la energía nuclear desde que en agosto de 1978 su población se manifestó en contra de esta alternativa energética a través de un referéndum.

El evento lo inauguró por la mañana el japonés Yukiya Amano, director general de la OIEA, y durante el resto del día expusieron los representantes de los países miembro, entre los cuales estuvo De Vido. El ministro hizo un repaso de los principales logros del plan lanzado en 2006 y de los próximos objetivos. Dijo que “la meta es invertir 31 mil millones de dólares en el sector nuclear durante los próximos diez años”. Atucha III y una quinta central de uranio enriquecido son los principales proyectos.

A su vez, el funcionario mantuvo una serie de reuniones bilaterales. Uno de esos encuentros fue con el secretario de Energía de Estados Unidos para conversar sobre las posibles inversiones estadounidenses en los sectores del petróleo y la energía nuclear y el freno que podría significar el fallo de Griesa para las firmas de ese país. “Está claro que a la Argentina las decisiones de Griesa la complican, pero también afectan a empresas estadounidenses que quieren venir a hacer negocios al país, como Westinghouse, General Electric y las firmas de servicios petroleros”, resumió el ministro el diálogo con Moniz ante Página/12.

–¿El gobierno de Estados Unidos puede hacer algo para solucionar esta situación? –preguntó este diario.

–Es obvio que el Estado es uno solo. Si bien los poderes son independientes hay grados de interrelación. En Argentina, por ejemplo, existe un Consejo de la Magistratura y ante un fallo de esta naturaleza tal vez estaría actuando. No sé cómo es en Estados Unidos. No conozco la legislación, pero es un fallo de un juez cuasi municipal que está complicando no sólo la cuestión financiera argentina sino las finanzas en el mundo entero.

De Vido aseguró que Moniz tomó nota del problema y se comprometió a transmitir el mensaje al presidente Obama. Más temprano, el ministro de Planificación se había reunido con el presidente de la firma rusa Rosatom, Serguei Kirienko, uno de los hombres fuertes de Rusia. Kirienko, nieto de un líder de la KGB soviética, llegó a ser primer ministro ruso en marzo de 1998 con apenas 35 años, de la mano de Boris Yeltsin. Fue uno de los jóvenes reformistas que lideraron el pasaje del comunismo a la economía de mercado, aunque sólo duró cuatro meses como mano derecha de Yeltsin porque la crisis rusa de agosto de 1998 puso fin a su mandato. En 2005, Putin lo designó al frente de la Agencia Estatal de Energía Atómica de Rusia, que en 2007 se transformó en Rosatom, una corporación estatal gigantesca que se mostró interesada en construir en la Argentina una central de uranio enriquecido, tecnología en la que se especializa. La compañía figura entre las preclasificadas por el gobierno argentino para ganar esa licitación, en la cual compite con firmas de China, Estados Unidos, Corea del Sur y Francia.

El ministro confirmó que el objetivo del Gobierno es construir una cuarta central de uranio natural y agua pesada junto con la empresa China National Nuclear Corp. (CNNC), con la cual se firmó un acuerdo comercial en Beijing a principios de este mes. De hecho, hoy se realizará una presentación de ese proyecto en la exposición paralela a la cumbre. No obstante, el funcionario ratificó que la intención oficial también es construir una quinta central de uranio enriquecido, que podría demandar una inversión de 5000 millones de dólares. Kirienko ratificó el interés de Rosatom y, pese al default selectivo que le pusieron a Argentina las calificadoras de riesgo, se mostró dispuesto a financiar el proyecto.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

De Vido, ministro de Planificación, con el secretario de Energía norteamericano, Ernest Moniz.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.