ECONOMíA › KIRCHNER PUSO EN MARCHA LA RECUPERACION DEL TALLER DE TAFI VIEJO

El tren va por su revancha histórica

El pueblo de Tafí recibió al Presidente con un entusiasmo que disimulaba su extrema pobreza. Ovacionado, Kirchner prometió poner “moneda tras moneda hasta recuperar todos los trenes del país”.

 Por David Cufré

Dos meses después del anuncio, Néstor Kirchner oficializó ayer la reapertura de los talleres ferroviarios de Tafí Viejo, en la provincia de Tucumán. El Presidente viajó hasta allí para inaugurar las obras, que deberán ser intensas porque los edificios a recuperar están semidestruidos. Fueron cerrados por última vez –después de varios episodios de reinauguraciones y clausuras a lo largo de dos décadas– durante la última gobernación de Antonio Bussi. En los años ‘40 llegaron a ser los talleres más importantes de América latina, según cuentan con orgullo los habitantes de Tafí. El pueblo entero recibió a Kirchner con euforia, en una tarde caliente de 32 grados. Gritaban, se apretujaban y se subían donde podían, a los árboles, a techos de chapa de viviendas enclenques y a trenes que dejaron de correr hace años. Todo para demostrar su alegría.
El Gobierno armó un combo con varias obras para anunciar –construcción de 27 escuelas y 2226 viviendas, un nuevo carril de la ruta 38 y otras obras viales, y reactivación de ramales ferroviarios– y subió al Tango 01 a una comitiva encabezada por el Presidente e integrada por los ministros de Planificación, Julio De Vido; de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, y de Interior, Aníbal Fernández. Periodistas de distintos medios, entre ellos Página/12, fueron invitados a participar del viaje.
La primera parada, después de una rápida pasada por el aeropuerto Benjamín Matienzo, fue la fábrica textil Pol Ambrosio. La empresa productora de hilados de algodón reabrió hace un año gracias a la competitividad que ganó con la devaluación. Kirchner se mezcló entre los operarios, mientras el gobernador electo, José Alperovich, oficiaba como guía. Alperovich fue ministro de Economía tucumano y se lo recuerda por instaurar el pago de una porción de los salarios de los empleados públicos con tickets, a fin de ahorrar en la liquidación de aportes. De origen radical y ahora enrolado en el peronismo, ganó las elecciones con el apoyo de Kirchner. Además de su tarea política, es un importante productor agropecuario.
De allí a la estación Central Córdoba, cientos de personas se amucharon para saludar a la caravana presidencial. Y en la estación había otra pequeña multitud esperando, que deliró cuando Kirchner avanzó hacia ella y se perdió en la marea. Cuando reapareció estaba sudado y abrazaba a una mujer tres cabezas más baja que él, a la que puso en contacto con Aníbal Fernández para que escuchara lo que tenía que denunciar. El ministro del Interior le entregó su tarjeta y le dijo que lo llame.
Después de otro round de empujones, la comitiva trepó al tren. Era un tren de pasajeros que tomó las vías por la que hace años sólo circulan trenes de carga, en rumbo hacia Tafí Viejo. La emoción de los tucumanos era notable. Sin embargo, el tren que un rato después se anunció que volverá a funcionar es el que une San Miguel de Tucumán con Concepción, la segunda ciudad en importancia de la provincia.
El viaje hacia Tafí Viejo demandó más de una hora, aunque la distancia era menor a 10 kilómetros. El tren no puede ir más rápido por el estado de las vías, lo que permitió a cientos de personas saludar al Presidente, en un cordón sin interrupciones que cubrió todo el trayecto. El 60 por ciento de los tucumanos vive con ingresos inferiores a 200 pesos. Las condiciones de pobreza extrema que se veían desde el tren eran estremecedoras. Kirchner viajaba asomado, chocando las manos con la gente.
A mitad de camino, el tren se detuvo y el Presidente y los ministros saltaron al descampado. Allí estaban familiares de desaparecidos y miembros de organismos de derechos humanos, que señalaban con sus banderas que se había llegado al Pozo de Vargas, un lugar que recién ahora se estáexcavando a pesar de que hace años se sabe que habría enterrados unos 300 desaparecidos. Los cánticos fueron todos contra Bussi.
Finalmente, el tren llegó a Tafí. “Me duele el alma y el corazón ver a la Argentina 10 kilómetros bajo tierra”, confesó Kirchner. Los talleres se irán rearmando gradualmente. La primera tarea será reparar el tren sanitario y una locomotora, que servirá para el tren San MiguelConcepción. “Empezaremos con lo que tenemos. Pondremos moneda tras moneda hasta que se abran todos los trenes del país”, prometió Kirchner al cerrar un acto emotivo, en el que el único abucheado fue el actual gobernador, Julio Miranda.

Compartir: 

Twitter
 

Néstor Kirchner, medio cuerpo fuera de la ventanilla para estar más cerca de la gente.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.