ECONOMíA › EL BANCO CENTRAL LES IMPIDIO A 28 ENTIDADES OPERAR EN DIVISAS

Un mercado con acceso restringido

Un grupo de bancos decidió desafiar la obligación de declarar sus tenencias y el BCRA los inhibió de participar en el mercado. Hoy siete entidades seguirán suspendidas. Se declaró la guerra y el Gobierno se endurece, sabiendo que está jugando el resto.

 Por Claudio Zlotnik

En su primera intervención fuerte en el mercado de cambios, el Banco Central les impidió ayer a 28 entidades financieras comprar dólares en la plaza, por negarse a declarar sus tenencias de billetes. Con su futuro jugado a la cotización del dólar, el Gobierno sigue pujando por hacer descender algunos escalones el valor de la divisa, que ayer volvió a clavarse en 2,45 pesos para la venta en la mayoría de las casas de cambio. La decisión de Mario Blejer, presidente del BCRA, de jugar duro frente a los bancos desató la fuerte pelea en la cual se trenzaron el Gobierno y las entidades financieras. Y que tiene a la cotización del dólar como telón de fondo. Todavía quedan 7 entidades inhibidas de volver a operar en el mercado cambiario.
Como Jorge Remes Lenicov y el resto del Gobierno saben que en la cotización del dólar se juega su futuro, se decidió tomar medidas con respecto a los sectores que, suponen, están atesorando divisas y que, paulatinamente, está llevando a las autoridades a asumir un mayor nivel de intervención. Respecto de los bancos, el Gobierno los apartó del negocio cambiario y los obligó a desprenderse de entre 700 y 800 millones de dólares, según los cálculos que hicieron algunos financistas. Hasta que no se rubrique el acuerdo final, los bancos están impedidos de incrementar sus tenencias.
Los banqueros se resisten a entregar parte de sus dólares y a que les pongan un límite a la tenencia de divisas. Pero en el Central detectaron que en las últimas jornadas hubo fuertes compras de dólares por parte de las entidades financieras, que tuvieron influencia sobre el tipo de cambio. Para justificar las sospechas, los técnicos del BCRA muestran las estadísticas del propio organismo. Allí se descubre que durante los ocho días hábiles que van desde el 5 al 14 de este mes los depósitos en pesos de los bancos en el Central disminuyeron en mil millones. La certeza que recorre los pasillos oficiales es que gran parte de esos fondos se destinaron a la compra de dólares. Y que esa presión compradora fue uno de los motivos por los que la moneda estadounidense rozó los 2,50 pesos a fines de la última semana. Por otra parte, existen fuertes sospechas de que hubo bancos que recibieron auxilio oficial (redescuentos) y utilizaron ese dinero para adquirir dólares.
Así como en el Gobierno creen ver a los banqueros como uno de los culpables de sus desdichas, en las entidades financieras apuntan sus cañones contra los despachos oficiales. Concretamente, los financistas sospechan que la administración Duhalde les está jugando en contra. Y esgrimen ejemplos para justificar la supuesta persecución: la pesificación de los activos de las AFJP, de las cuales son dueños los bancos; el “acoso judicial” al que aseguran estar sometidos, y el hecho de que el jefe de Estado los excluyera al momento de rubricar una “alianza con los sectores de la producción”. Banqueros consultados por este diario admitieron que, al menos en el corto plazo, la decisión de quitar a los bancos como compradores de dólares jugará a favor de la estrategia oficial y el mercado cambiario tendrá menos presiones.
Según la medida tomada por el Central, las entidades financieras pueden tener como máximo hasta el 5 por ciento de su patrimonio en divisas. Para evaluar la situación del sistema financiero, la entidad rectora ordenó que le informen la tenencia de divisas. A pesar de que el viernes, cuando se divulgó la medida, varias entidades presentaron sus quejas, lo cierto fue que los grandes bancos privados dieron cuenta del reclamo del BCRA. Entre los 28 que no brindaron la información figuraron los bancos Nación, Credicoop, Bisel, Piano, Suquía, Lloyd’s, varios provinciales y un grupo de financieras, como Credilogros, Volkswagen y Renault. Al final de la jornada, las siete entidades aún inhabilitadas eran los bancos de la provincia del Neuquén, Cofidis, de San Juan, de Santa Cruz, de Santiago del Estero y Nuevo Banco del Chaco, además de la compañía financiera Cofibal. Frente a Aldo Pignanelli, vicepresidente del BCRA, la principal queja de los banqueros fue que en otros países donde ya existe el límite a la tenencia de dólares, este se sitúa entre 10 y 15 por ciento del patrimonio, mucho más elástico que el impuesto por el Central.
Pese a las presiones, tanto Remes Lenicov como Blejer se mostraron inflexibles en el tope; aunque, en principio, aceptaron otorgarles varios días a los banqueros para que se desprendan de los billetes. El plazo, sin embargo, no superaría los primeros días de la próxima semana. También habría una mayor elasticidad para los dólares que deban vender las entidades más pequeñas. Se espera que estos temas se definan esta tarde, en una nueva reunión entre los representantes de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA) y Abappra, y las máximas autoridades del Central.
Las medidas restrictivas sirvieron para estabilizar el mercado cambiario. Sin la presencia de los bancos, las operaciones se redujeron en forma notable. Y el Central tuvo que intervenir vendiendo 15 millones de dólares para impedir que la cotización del dólar se escapara, un monto exiguo si se lo compara con el pico de 100 millones que colocó a fines de la semana pasada.
Después de avanzar sobre el sistema financiero, en el Gobierno prometen que tomarán medidas con el otro sector que, suponen, atesora divisas especulando con la suba de la cotización: los exportadores. En Economía y en el Central analizan acortar los plazos en que las multinacionales exportadoras ingresan los dólares al país. Desde las empresas deslizan que las liquidaciones de divisas aumentarán en las próximas dos semanas, y explican el escaso movimiento en una cuestión estacional. No obstante, en diálogo con Página/12, un ejecutivo lanzó una amenaza para el caso de que se impongan severos controles. “Hay que recordar que en 1974 desapareció una cosecha de soja porque la vendimos vía Paraguay. En ese momento también pretendían controlarnos. El Gobierno no puede ser dirigista. Le va a ir mal”, bramó el empresario.
Jugado a suerte y verdad en esta “guerra por los dólares”, el Gobierno también apuesta a que haya otras alternativas de inversión que le compitan a la moneda estadounidense. Por tal motivo, hoy ofrecerá –por tercera vez en una semana– Letras a 7 días de plazo (ver recuadro aparte). Mientras aguarda la respuesta del Fondo Monetario, Economía y el Banco Central desplegaron su artillería para evitar una escapada del dólar. Ahora sólo resta ver si la estrategia tiene éxito.

Compartir: 

Twitter
 

El Banco Central logró tener otra jornada con el dólar contenido por debajo de los 2,50.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.