EL PAíS › HOY SE TRATA LA ANULACION DE LAS LEYES DEL OLVIDO

Para saldar la impunidad

Las Abuelas, las Madres de Plaza de Mayo y distintas organizaciones
defensoras de los derechos humanos se reunieron en el Congreso para impulsar la anulación del Punto Final y la Obediencia Debida.

 Por Victoria Ginzberg

El Salón de los Pasos Perdidos del Congreso se colmó ayer de jueces, diputados, artistas y miembros de organismos de derechos humanos que reclamaron la sanción del proyecto de anulación de las leyes de Punto Final y de Obediencia Debida, que se debatirá hoy con pocas posibilidades de éxito. “El 20 de diciembre, el pueblo salió de la anestesia en la que estaba y dijo basta. Les pido a nuestros legisladores que estén a la altura de este pueblo que ha enfrentado el miedo”, expresó la cantante Marilina Ross. Luego de dos horas de debate, una bandera argentina con la leyenda “anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final” se extendió a lo largo del recinto sostenida por las manos de los presentes. Los organizadores habían querido colgarla en el salón desde el inicio, pero los encargados de ceremonial del Congreso lo impidieron.
La audiencia pública para hablar de las leyes de impunidad fue convocada por la Comisión Provincial por la Memoria. Quince miembros de ese organismo –entre ellos el fiscal Hugo Cañón, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto; el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel; el camarista Leopoldo Schiffrin y Laura Conte, del CELS– se sentaron a una larga mesa instalada bajo el imponente cuadro “El Presidente Roca inaugura el período legislativo de 1886”. Allí donde se había querido colgar la bandera argentina que pedía por la anulación de las normas que permitieron que los represores de la última dictadura quedaran en libertad, había una pintura que tampoco es ajena a la actualidad del país. El óleo del uruguayo Juan Manuel Blanes muestra a Julio Roca con una venda en la cabeza porque había sido agredido poco antes de entrar en el recinto.
El periodista Víctor Hugo Morales, el cineasta Pino Solanas, los cantantes Víctor Heredia y Marilina Ross, el cura Luis Farinello, el abogado Carlos Slepoy, la artista Laura Yusem, el coronel retirado Horacio Ballester, las diputadas Margarita Jarque, Marcela Bordenave, Alicia Castro, Margarita Stolbizer y Patricia Walsh –autora del proyecto– fueron algunas de las personas que reclamaron la inconstitucionalidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y los Indultos. Las normas fueron derogadas por el Congreso en 1998, pero esa medida no tuvo efecto retroactivo, que es lo que se pretende con la anulación. Enfocados por las luces de las cámaras de televisión y tras un pequeño atril, los que se iban animando hacían su discurso.
- Víctor Heredia: “Hablo en nombre de mi hermana María Cristina y de su marido. Y de mi padre, que falleció poco después de que estos dos seres queridos desaparecieran. Ningún familiar de desaparecido podrá olvidar los años de incertidumbre, de soledad en los que salimos a buscar a quienes suponíamos habían sido detenidos”.
- Margarita Jarque, diputada del Frente Grande: “Pertenezco a una generación que fue parida a la militancia por los pañuelos blancos. Me hago eco del mandato que el pueblo nos da en esta audiencia pública y así me comprometo a votar contra la impunidad en memoria de los 30 mil desaparecidos y los 14 millones de pobres del país”.
- Mabel Gutiérrez, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas: “El 22 de diciembre, tres jóvenes fueron asesinados a mansalva en Floresta por un policía que era colaborador de Videla. Se supo hace poco que una persona, que cayó el 20 en la 9 de Julio, fue asesinada por un represor de la dictadura. Si estas leyes no hubieran existido, estos jóvenes estarían vivos”.
- Nora Cortiñas, Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora: “Cuando recogimos las banderas de nuestros hijos no sabíamos bien por qué se los habían llevado. Fuimos aprendiendo que fue para implementar este sistema económico que tenemos hoy en día, en el que todos los días hay niños que se mueren de hambre y con enfermedades evitables”.
- María José Lubertino, titular del Instituto Social y Político de la Mujer: “Quiero hablarles a mis correligionarios, a quienes tuvieronfunciones de gobierno cuando se sancionaron estas leyes. Muchos políticos justicialistas y radicales que son personas de bien pudieron haber creído que tenía sentido una reconciliación. Es a todas luces manifiesto que se equivocaron. Es hora de que esos políticos reconozcan su error y cambien el curso de los acontecimientos”.
Una de las últimas en hablar, antes de que la bandera argentina llegara hasta la calle Rivadavia de manos de los asistentes, fue Patricia Walsh, de Izquierda Unida. La autora del proyecto que fue acompañado por 34 diputados afirmó que “tal vez mañana (por hoy) descubramos que no hay quórum. Pero tenemos la intención de sesionar en minoría. Vamos a ocupar estas bancas para transformar el Nunca Más en Será Justicia”.

Compartir: 

Twitter
 

Las Madres, Estela de Carlotto (Abuelas) y Adolfo Pérez Esquivel, del Serpaj, en la conferencia de prensa.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.