ECONOMíA

Kirchner conminó a Aguas a hacer inversiones en obras

El Presidente advirtió a la concesionaria que, si no realiza las inversiones comprometidas, “se debe dar cuenta de que con nosotros no hay impunidad”.

Néstor Kirchner lanzó una dura amenaza a Aguas Argentinas. Advirtió que si no cumple con las inversiones “vamos a conversar de otra manera; (la empresa) se debe dar cuenta de que con nosotros no hay impunidad”, remarcó durante una visita que realizó al partido bonaerense de 3 de Febrero. La compañía acusó el golpe: sus voceros admitieron sentirse “sorprendidos” por la ofensiva presidencial. No obstante la pelea, el Gobierno y Aguas rubricaron un convenio para mantener y ampliar la red metropolitana de agua potable y cloacas.
Aguas Argentinas es comandada por un consorcio franco-español. La puja con la Casa Rosada ganó en intensidad en las últimas semanas. En especial cuando el Gobierno impuso ciertas condiciones para abrir la renegociación del contrato. La compañía está reclamando una recomposición tarifaria.
Uno de los reclamos del Ejecutivo es que la empresa dé marcha atrás con el juicio iniciado ante la Ciadi, un tribunal internacional con sede en Washington. Uno de los jueces es el Banco Mundial, que a su vez participa con un 5 por ciento en el paquete accionario de Aguas Argentinas a través de su brazo para el sector privado: la Corporación Financiera Internacional. Es decir, el Banco Mundial es juez y parte.
Por ahora, Aguas Argentinas no contestó al pedido que le hizo llegar el Gobierno, mantiene el juicio internacional por la pesificación y congelamiento de las tarifas, y por ese motivo no dio inicio la renegociación de su contrato.
Ante esta demora, el presidente Kirchner lanzó la nueva advertencia. “No se puede estar condicionando en ninguna negociación de inversión. Somos respetuosos de todas las normas, pero se debe prestar un servicio tan vital como el agua al pueblo argentino”, enfatizó, luego de intimar a la empresa a cumplir con sus compromisos.
En medio de la disputa, Aguas Argentinas transita unos días complicados. En las últimas tres semanas fue multada por el Etoss, el ente que controla el servicio de agua y cloacas, por un total de 10 millones de pesos. Le imputó diversos incumplimientos de contrato entre 2001 y 2003.
A su vez, el Gobierno propuso un régimen totalmente distinto para la operatoria de la empresa. Según ese esquema, el Estado se haría cargo de la expansión de las redes y de las inversiones, mientras que Aguas brindaría únicamente el servicio. En este mapa se habilitaría la participación de cooperativas y de mutuales, y eventualmente de otros operadores, lo que restringiría la acción de Aguas. Hasta ahora, la empresa goza de exclusividad en la zona de concesión. El Estado garantizaría las inversiones con el flujo de fondos de la facturación mensual. En tanto, el o los operadores recibirían un canon por parte de aquél.
El principal accionista de Aguas Argentinas, el grupo francés Suez, ratificó hace unos días su interés de seguir en el país en el marco de una renegociación del contrato. Ayer, en medio de las amenazas, la compañía informó que cumplirá con las obras comprometidas el año pasado. Son obras que se realizarán mientras dure la renegociación del contrato. Voceros de Aguas Argentinas señalaron que existen 56 millones de pesos para el financiamiento de obras, que se encuentran depositados en el Banco Provincia.
El paquete de Aguas se reparte así: Suez 39,9 por ciento; Aguas de Barcelona 25; Programa de Propiedad Participada 10; Banco de Galicia 8,26; Vivendi 7,55; CFI (Banco Mundial) 5; y Anglian Water 4,25.

Compartir: 

Twitter
 

La disputa se tensó porque Aguas Argentinas todavía no renunció a su demanda en Washington.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.