ECONOMíA › OPTIMISMO DE ALFONSO PRAT GAY, TITULAR DEL BCRA

“Este será el año del crédito”

Para Alfonso Prat Gay, el 2004 será el año de la recuperación del crédito. “Así como el 2003 se caracterizó por la normalización del sistema financiero, este año puede ser el año de la reintermediación financiera”, pronosticó el jefe del Banco Central. Ocurrió durante un almuerzo organizado por Sedesa, la organización responsable del seguro de los depósitos. Frente a los especialistas en temas bancarios, Prat Gay comentó que está diseñando una batería de medidas para acelerar la reaparición del crédito.
Desde agosto se nota una recuperación de los préstamos de corto alcance. En el caso de los personales esa suba alcanzó al 14 por ciento. Prat Gay comentó que la mejora de este tipo de líneas alcanza al 2 por ciento mensual. “Crecen más que los depósitos –dijo–, y es por eso que hay motivos para ser optimistas.” No obstante, el jefe del Central consideró que las tasas de los créditos “lucen un poco altas”, aunque en algunos casos se encuentran en línea con la época de la convertibilidad. “Quizás haga falta más esfuerzo” por parte de los bancos, amonestó.
Dada la recuperación de las líneas de hasta un año de plazo, ahora el foco de la autoridad monetaria está puesto en la financiación de mediano y largo plazo: los créditos prendarios y los hipotecarios. Hacia allí apuntarán las próximas medidas.
En el paquete se incluirán cambios en los encajes. Se detectó, por ejemplo, que en las regulaciones pasadas no existían encajes a los depósitos más grandes colocados a largo plazo. El problema fue que fueron los primeros en fugarse de los bancos cuando vino la crisis. Ahora en el Central quieren modificar la normativa para hacerla más eficiente y que, al mismo tiempo, no sea una traba para prestar.
También se atenderá el “descalce” de los bancos (por ejemplo la diferencia entre los plazos de captación de depósitos y los de los créditos). Prat Gay insistió con el modelo de “metas de inflación” que, según prometió, “es clave para recuperar el crédito de largo plazo”. El banquero central contó que, en la actualidad, los préstamos al sector privado se encuentran en un 8 por ciento del PIB. El objetivo de mínima es llevarlo al 22 por ciento de la época de la convertibilidad.
En referencia a la crisis pasada, Prat Gay dejó algunos datos interesantes:
u A pesar de que fue la más severa de las crisis bancarias de la última década, tuvo un costo fiscal inferior al de otros países. La última crisis le costó al Estado 11,4 por ciento del PIB, la tercera parte del promedio.
u En el último año y medio, los accionistas de los bancos capitalizaron a las entidades con 5400 millones de pesos. Y hay promesas de aportes por otros 1500 millones.
u Durante los años ‘90, por cada peso de capital, los bancos podían prestar 25 al sector público; 12 a las empresas líderes y apenas entre 4 y 5 a los individuos. “Esa tabla tenderá a homogeneizarse”, prometió el banquero.
u La crisis no dejó cierres masivos de bancos porque no hubo una burbuja crediticia como, por ejemplo, ocurrió en México en 1995.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.