ECONOMíA › DETALLES DE LA PRESENTACION ARGENTINA
DEL CANJE DE BONOS EN CESACION DE PAGOS

Habrá bonos “descuento” en pesos a bancos

En la oferta argentina para salir del default se ha incluido la emisión de bonos Discount y Par en pesos. Esos papeles estarán destinados, en primera instancia, a los bancos que operan en el país. También los podrán pedir inversores extranjeros. Se definió el canje con las entidades locales.

 Por Claudio Zlotnik

La propuesta que Economía presentará a la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC) incluiría una posibilidad que hasta ahora no contemplaban los acreedores: la emisión de bonos Par y Discount en pesos. La decisión no sólo forma parte de la estrategia del ministro frente a los inversores extranjeros sino que también obedece a un acuerdo de Economía con los bancos locales. Anoche, en el Palacio de Hacienda trabajaban velozmente sobre el prospecto que se entregará a la SEC. La intención era presentarlo hoy mismo.
El borrador que terminaban de preparar los técnicos de Economía contenía la versión en pesos de los mismos bonos que se van a emitir en dólares. Son dos las razones para que sea así:
- Dar una señal a los acreedores externos de que no habrá una nueva mejora en la propuesta. La última concesión que se incluiría en la propuesta se refiere al adelantamiento en la fecha de la emisión de los nuevos títulos. En lugar de figurar la que debería corresponder –se estima que el lanzamiento será a principios de 2005–, se estipularía el 31 de diciembre de 2003. De esta manera se reconocería un pago en efectivo, según dejaron trascender en Economía, de 550 millones de dólares por los intereses generados desde diciembre de 2003 a la fecha de emisión de los nuevos bonos.
Como los acreedores reclaman más, la jugada del Gobierno sería ofrecerles bonos en pesos. Los mismos que ya se anunciaron en dólares. Así, los invitaría a sumarse a un efecto que Lavagna descarta pero que es el escenario previsto por los principales bancos de inversión: la revaluación del peso frente al dólar. Si fuera así y los acreedores optan por los títulos en pesos, podrían contabilizar una mayor rentabilidad en términos de dólares.
Aunque hay un tema que no escapa a los negociadores: los títulos en moneda local tendrán jurisdicción argentina y no internacional, lo que aleja las chances de que los extranjeros los suscriban.
- Por otra parte, la emisión de bonos en pesos formaría parte de un acuerdo entre Economía y los bancos. Si bien Lavagna se negó a darle un tratamiento especial al “Bono Patriótico”, tal como pedían las entidades financieras, les entregaría Discount en pesos. El acuerdo incluye la posibilidad de amortizar la pérdida que implicaría ese papel en el balance a lo largo de varios años. Un mecanismo similar se puso en práctica con los amparos por el corralito: el Banco Central les permitió a las entidades aplicar las pérdidas a lo largo de 60 cuotas. Al Banco Central le quedará la tarea de definir la ingeniería financiera con el fin de que esos Discount puedan valuarse a valor técnico para evitar quebrantos en los balances.
Una versión que ayer recorrió la city daba cuenta de que los bonos en pesos, ajustables por CER, tendrían un rendimiento más alto que sus similares en moneda dura.
El envío de la propuesta a la SEC pondrá fin a diversos interrogantes que aún subsisten en torno de la oferta. En cada uno de esos agujeros negros se juegan millones de dólares. Uno de ellos, que parece definido, es el ya mencionado adelantamiento de la fecha de corte. Pero a pesar de ese guiño, Economía dejaría las fechas de vencimiento originales, con lo cual el Par de 42 años ahora duraría 43.
Otra de las incógnitas tiene que ver con el tratamiento que recibirán los Brady, que poseen una garantía del Tesoro estadounidense que vale unos 1000 millones de dólares. Economía debe definir si, como hizo Ecuador en su reestructuración, lo abonará en efectivo.
También resta conocer el tratamiento que el Gobierno les dará a los títulos que fueron pesificados tras la devaluación, como los Bontes o los Bocones. En el microcentro daban por cierto que se podrán canjear por títulos en dólares, pero con jurisdicción argentina. Otro punto importante se refiere a los intereses que dejaron de abonarse con el default, a fines de 2001. Desde esa fecha se acumularon impagos por unos 25.000 millones de dólares. Y si bien Lavagna dijo que los reconocería cuando presentó el Plan Buenos Aires, nunca los incluyó en la propuesta escrita. En los bancos creen que el ministro no reconocerá aquel dinero, aunque sí lo hará con los 1500 millones de dólares en intereses que tampoco se pagaron durante 2001, justo antes del default.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, junto al secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.