EL MUNDO › LA CIUDAD EN EL SUR DE GAZA TRAS LA OFENSIVA

En Rafah, nada queda en pie

 Por Donald Macintyre *

Desde Rafah, Gaza

Aun en la oscuridad pueden verse las pilas de escombros. A mi derecha, me indica Jawwad Harb, un vecino, estaba la estación de policía; más allá había casas y donde sólo alcanzo a ver una torre de escombros aún más grande que la anterior, había un parque lleno de juegos para niños, su lugar preferido en el barrio. Todo esto desapareció con los primeros bombardeos israelíes, ya que sostienen que desde estos lugares se los atacaba. “Aquí jugaban los niños. Sólo ellos”, me indica Harb.

La ciudad de Rafah, en el extremo sur de Gaza, fue quizá la que más sufrió los ataques de Israel a lo largo de los últimos ocho años. A pesar de ello, la destrucción sufrida recientemente es evidente. Nada queda en pie. Al cruzar la frontera desde Egipto, por primera vez desde que comenzó la ofensiva ya que los israelíes habían prohibido el ingreso a toda la prensa extranjera, lo primero que uno ve son las luces rojas de las ambulancias que iluminan la noche. Ellas son el signo más claro de lo que pasó aquí durante las últimas tres semanas. Miro delante de mí y veo un muchacho, tal vez de unos 15 años, siendo trasladado de una camilla a otra. Los paramédicos se esfuerzan para que sus miembros no se desprendan de su cuerpo.

Ya pasada la medianoche, aquí, en esta ciudad de donde decenas de miles huyeron escapando a la muerte, se oye un solo ruido: el de los aviones israelíes tripulados sin piloto que sobrevuelan el área, a modo de recordatorio de lo frágil del cese el fuego.

Anoche, Ismail Haniyeh, primer ministro de Hamas en la Franja, oculto desde el comienzo de la ofensiva, volvió a aparecer. Declaró la victoria sobre Israel y dijo que la decisión de su movimiento de plegarse al cese del fuego fue sabia y prudente. Pero le tomó poco tiempo aclarar que el alto el fuego es precario, y que si Israel no se retira de la franja en una semana, los combates se reanudarán.

Camino por las calles y veo a la gente salir a hacer las compras. Los negocios están abiertos de vuelta y todo parece casi normal. Aun así, nadie, aquí, parece dudar de que, en efecto, los combates se reanudarán de un momento a otro.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.