EL MUNDO › MARCOS ENRIQUEZ OMINAMI, CANDIDATO DE IZQUIERDA EN CHILE

Un tercero en discordia

El hijo del guerrillero Enríquez está en el tercer lugar en los sondeos, por detrás del empresario Sebastián Piñera y el aspirante oficialista Eduardo Frei, en la carrera hacia La Moneda.

La campaña presidencial chilena tomó ayer un giro inesperado luego de que se sumara un candidato por izquierda, Marco Enríquez Ominami. Hijo de un emblemático guerrillero ejecutado por la dictadura de Augusto Pinochet, el diputado socialista obtuvo un 14 por ciento de intención de votos en una encuesta divulgada ayer y ya descolocó a la Concertación.

El candidato oficialista, el ex presidente demócrata cristiano Eduardo Frei (1994-2000), tiene un 29 por ciento de intención de votos y todavía corre a la saga del empresario derechista Sebastián Piñera, que lidera la carrera hacia La Moneda con un 36 por ciento de las preferencias.

Por eso, desde el Partido Socialista ya le pidieron que se baje para no dispersar fuerzas.

Sin embargo, Enríquez Ominami, de 35 años y cineasta de profesión, aseguró que dará pelea hasta el final. “Tomen nota, esto va en serio: aquí no hay negociación alguna, nos vemos en diciembre y no nos vamos a bajar”, advirtió el parlamentario.

Según la encuestadora TNS/Time, responsable del sondeo, la candidatura de Enríquez Ominami muestra una tendencia al alza sostenida.

“En este momento ya se instaló como un candidato con una fuerza interesante, que es transversal y continúa ascendiendo”, precisó Eduardo Albornoz, vicepresidente de la consultora.

Además, de acuerdo con Albornoz, el diputado y posible tercero en pugna podría jugar un rol crucial en una eventual segunda vuelta de las elecciones presidenciales. “Lo que Enríquez Ominami opine en la segunda vuelta, o hacia quién él se incline, definitivamente podría definir la votación”, explicó el consultor, además de agregar que el parlamentario socialista logró captar votos tanto de ciudadanos desencantados con la coalición de gobierno como de algunos independientes e incluso votantes de centroderecha, que curiosamente ven en él una alternativa al oficialismo, que ya lleva dos décadas en el poder.

Marco Enríquez Ominami es hijo de Miguel Enríquez, fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) que apoyó al gobierno socialista de Salvador Allende. Tras el asesinato de su padre a manos de un comando de la dictadura del general Pinochet en 1974, el diputado, con apenas un año de edad, fue criado por un amigo de su padre, el ex ministro de Economía y actual senador socialista Carlos Ominami.

Su candidatura, que aún no fue inscripta oficialmente ya que antes debe reunir 36 mil firmas notariales, es la que mayor apoyo recibió en tanto candidato independiente desde el retorno a la democracia en Chile en 1990. Rápido de reflejos, apenas se conoció la encuesta el multimillonario candidato de la derecha, Sebastián Piñera, declaró públicamente que comparte las ideas del diputado izquierdista, lo que según la encuestadora TNS/Time sería una estrategia electoral para eventualmente disputar los votos de Enríquez Ominami con la Concertación.

Pero en el escenario político chileno el apoyo que despertó la candidatura de Ominami no fue la única sorpresa. Ayer, el senador oficialista Fernando Flores, un ex ministro de Economía de Salvador Allende que fue detenido y debió exiliarse durante el régimen pinochetista, anunció que se unía a la campaña del inversionista y líder de la derecha Piñera. Desde La Moneda, no dudaron en fustigar lo que consideraron una falta de coherencia. “¿Qué pensarán los ciudadanos que hicieron de Fernando Flores un senador como un miembro de la Concertación? ¿Un hombre que luchó contra la dictadura, que fue hombre de Allende y que hoy es parte de la derecha?”, se preguntó Carolina Tohá, vocera presidencial.

Para completar el panorama, Rodrigo García Pinochet, nieto del dictador e hijo de la concejala Lucía Pinochet Hiriart, anunció que pretende presentarse como candidato a diputado por el distrito 23 de Santiago, que incluye los municipios de Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea, los de mayores ingresos del país. Los partidos de derecha, Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN), que ya tienen candidatos en ese distrito, se niegan a incluirlo en sus listas.

Compartir: 

Twitter
 

Marcos Enríquez Ominami, cineasta de 35 años.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.