EL MUNDO

Hermético encuentro

Los esfuerzos estadounidenses por reanudar el proceso de paz en Medio Oriente intentaban mantenerse a flote ayer después de que el presidente Barack Obama y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, mantuvieran conversaciones a puertas cerradas. Ambos iniciaron el encuentro con la renovada oposición de Estados Unidos a los asentamientos israelíes en Cisjordania. Netanyahu abandonó la Casa Blanca tras una hora y 40 minutos sin aparecer en público, como es costumbre, con el presidente anfitrión.

“El presidente reafirmó nuestro fuerte compromiso con la seguridad de Israel y habló de la cooperación en esa materia”, dijo la Casa Blanca en un comunicado. “El presidente y el primer ministro también conversaron sobre Irán y cómo hacer avanzar el proceso de paz en Medio Oriente”, añadió el texto. Netanyahu, por su lado, negó informaciones sobre tensiones entre él y Obama, y en unas breves declaraciones antes de abandonar Washington dijo que la reunión había sido “positiva”. El premier, que se encuentra de camino a París, añadió que la atmósfera fue “muy abierta y cálida”. Además, Netanyahu negó informaciones sobre un posible nerviosismo en el marco del encuentro y dijo que ello no refleja la realidad.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.