EL MUNDO › TEHERáN CULPó A EE.UU. Y A ISRAEL, Y WASHINGTON DIJO QUE LA ACUSACIóN ERA ABSURDA

Matan a un científico nuclear iraní

Masud Alí Mohammadi, de 50 años, profesor en la Universidad de Teherán, murió al ser activada a distancia una moto bomba frente a su casa en un barrio del norte de Teherán. Mohammadi apoyaba al líder de la oposición Mir Hossein Musavi.

Un atentado con explosivos mató ayer en Teherán a un científico nuclear iraní de alto rango y el gobierno iraní lo atribuyó a Israel y a Estados Unidos, una acusación tachada de “absurda” por Washington, que negó cualquier participación suya. Masud Alí Mohammadi, de 50 años, profesor en la Universidad de Teherán, murió al ser activada a distancia una moto bomba frente a su casa en un barrio del norte de la capital.

Un testigo dijo que se produjo “una fuerte explosión, que rompió ventanas de las casas colindantes y de vehículos cercanos”. El científico era un “profesor especializado en materia de energía nuclear”, declaró por su parte el fiscal general de Teherán, Abbas Jafari Dolatabadi. Los informes oficiales no indicaban si Mohammadi estaba vinculado con el programa de desarrollo nuclear iraní, discutido por Estados Unidos, Israel y otras potencias occidentales, aunque sus colegas describieron al científico como “apolítico”. “Era un prominente profesor, pero no una figura política. No tenía actividades políticas. Era un profesor de Física mundialmente conocido, que publicó varios libros”, afirmó Ali Maghari, que dirige la Facultad de Ciencias en la Universidad de Teherán.

Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní acusó del atentado al “régimen sionista (en referencia a Israel) y a Estados Unidos”. “Los primeros elementos de la investigación revelan signos de la maléfica acción del triángulo Estados Unidos, el régimen sionista y sus mercenarios en este atentado terrorista”, declaró el portavoz Ramin Mehmanparast. Según el funcionario, “estas acciones terroristas y la eliminación de sabios nucleares del país no afectarán, desde luego, al programa nuclear iraní, más bien lo acelerarán”. En Washington, Mark Toner, un portavoz de la diplomacia norteamericana, aseguró que “las acusaciones de implicación de Estados Unidos son absurdas”.

El nombre de Mohammadi apareció en una lista de académicos que apoyaron al líder de la oposición Mir Hossein Musavi en las elecciones presidenciales del pasado 12 de junio, en la que el conservador Mahmud Ahmadinejad fue reelecto para un segundo mandato. En cambio, la televisión estatal iraní en árabe, Al Alam, identificó a Mohammadi como un profesor “hezbollahi”, un término utilizado para designar a quienes apoyan el régimen iraní. “Este asesinato puede haber sido llevado a cabo por los hipócritas (los Mujaidines del Pueblo, grupo iraní de oposición en el exilio), o planeado por el régimen sionista”, dijo Al Alam. Un portavoz de los Mujaidines del Pueblo desmintió la implicación del grupo en el atentado, y calificó esa hipótesis de “mentira total”.

El atentado contra Mohammadi se produce en momentos en que Irán está amenazado de sanciones internacionales por su política nuclear, y en medio de una profunda crisis política que ya dejó un saldo de casi 40 muertos entre los manifestantes opositores. Las autoridades iraníes acusaron en reiteradas oportunidades a Estados Unidos, Israel y el Reino Unido de promover conflictos e inestabilidad política en Irán. Estos países y otras potencias occidentales acusan a Irán de llevar adelante un plan de desarrollo nuclear militar, lo cual fue rechazado por Teherán, que adjudica sólo fines pacíficos a sus trabajos atómicos.

Las autoridades iraníes mantuvieron en secreto la construcción de una instalación nuclear de envergadura en la ciudad sagrada de Qom, al tiempo que se niega a inspecciones sin restricción por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica dependiente de la ONU.

Compartir: 

Twitter
 

“Mohammadi era un prominente profesor, pero no una figura política”, dijo un colega.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.