EL MUNDO › EMPEZO EL PROCESO PARA LIBERAR A 52 PRESOS CUBANOS RECLAMADOS POR LA IGLESIA CATOLICA

Dejó el ayuno el opositor cubano Fariñas

Fariñas anunció que pospondrá su protesta por tres o cuatro meses, plazo en que Raúl Castro se comprometió a liberar al resto de los 52 presos. Ayer se conocieron los nombres de los primeros cinco a ser excarcelados.

Tras conocerse los nombres de los primeros cinco presos políticos a ser liberados, el opositor Guillermo Fariñas dejó el ayuno que mantenía hace más de cuatro meses. Los disidentes cubanos festejaron la noticia y Washington la catalogó como un hecho positivo.

Fariñas anunció que pospondrá su protesta por tres o cuatro meses, plazo en que Raúl Castro se comprometió a liberar al resto de los52 presos. “Me comprometo a curarme ante mis hermanos”, manifestó el opositor de 48 años. El detenido había iniciado su huelga de hambre casi 140 días atrás, después de la muerte del preso disidente Orlando Zapata, que había ayunado durante 85 días. Fariñas inició su medida para demandar a las autoridades de la isla que liberen a 26 presos enfermos. Desde el 12 de marzo pasado está alojado en el Hospital Central de Santa Clara, donde recibe todos los cuidados necesarios. Sin embargo, días atrás le diagnosticaron un trombo en la yugular.

“Agradezco la solidaridad de todos los hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo que fueron mi escudo protector contra las maniobras represivas”, expresó el opositor. La vocera de Fariñas, Licet Zamora, comentó que él ya había ingerido su primer vaso de agua, algo imposible, ya que nadie puede estar 86 dias sin agua.

En una jornada de grandes anuncios, se conocieron los nombres de los primeros cinco presos a ser excarcelados en las próximas horas. Según trascendió, serían Antonio Villarreal Acosta, Lester González Pentón, Luis Milán Fernández, José Luis García Paneque y Pablo Pacheco Avila. También, el Arzobispado de La Habana reveló las identidades de seis prisioneros que serán trasladados hacia sus provincias de residencia. De acuerdo con lo difundido, habría sido la misma Iglesia Católica cubana la que confeccionó las listas de liberados y trasladados.

La calidad de los presos liberados forma parte de una polémica, ya que el gobierno cubano los ha condenado por delitos comunes y acusó a la mayoría de ellos de recibir dinero de la delegación norteamericana. La cantidad de presos en esas condiciones también oscila según la carga ideológica de quienes hagan la denuncia. Para algunos es de 56, con lo cual, después de estas liberaciones, ya no quedarían más. Pero otros organismos hablan de 170.

En una reunión con el canciller español, Miguel Angel Moratinos, y el cardenal Jaime Ortega, el presidente Raúl Castro realizó este miércoles la promesa de liberar 52 prisioneros en un plazo de tres o cuatro meses. Según adelantó el ministro español de Asuntos Exteriores, la totalidad de los excarcelados, incluyendo a los primeros cinco, viajarán hacia Madrid. Una vez en la Península Ibérica, podrán trasladarse hacia otros países.

El jefe de la diplomacia española había viajado esta semana a la isla con dos objetivos claros. Por un lado, reforzar las conversaciones que el 19 de mayo se habían iniciado entre el régimen castrista y las autoridades eclesiásticas. Por otro, llevarse para el Viejo Continente un gesto que sirviera para que la Unión Europea depusiera la Posición Común hacia la isla. “Sentimos una enorme satisfacción. Se abre una nueva etapa en Cuba con el deseo de zanjar definitivamente la cuestión de los presos”, se había alegrado Moratinos con los anuncios. “Ya no hay ninguna razón para mantener la Posición Común”, sentenció el diplomático. Y se dirigió directamente a sus socios europeos: “Esto era lo que mis colegas me pidieron, espero que ahora respondan al compromiso”.

Desde Washington vinieron unos tibios gestos de satisfacción por las noticias y nuevas exigencias. “Creemos que es una señal positiva. Es algo que ha tardado, pero de todos modos es muy bienvenido”, manifestó la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton. La jefa de la diplomacia se comunicó con Moratinos para felicitarlo por el éxito de sus gestiones. Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado, remarcó además que los presos liberados deben poder permanecer en Cuba si así lo desean, y aquellos que decidan dejar el país deben contar con la posibilidad de regresar cuando quieran. Desde la Casa Blanca se les realizó la oferta de recibir en el país a los próximos disidentes liberados. Mientras tanto, la administración de Barack Obama sigue insistiendo en que la cuestión de los derechos humanos y la liberación de los presos políticos es condición indispensable para levantar el embargo impuesto a la isla. La reacción de los exiliados cubanos en Estados Unidos fue dividida. Algunos le restaron credibilidad al gobierno de Castro y otros tomaron la noticia como un logro. “El mérito de que suelten a los presos políticos es de Zapata y de Fariñas”, resumió Tony Costa, directivo de la Fundación Nacional Cubano Americano (FNCA).

Compartir: 

Twitter
 

Fariñas dijo que va a curarse a medida que el gobierno libere a los demás presos políticos en los próximos meses.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.