EL MUNDO › ACUSADO DE ABUSO DE PODER, EN ITALIA IL CAVALIERE CALLA MIENTRAS LA OPOSICION EXIGE A GRITOS SU RENUNCIA INMEDIATA

Berlusconi va a juicio por corrupción de menores

La noticia bomba se difundió en la mañana de ayer, cuando la jueza para las Investigaciones Preliminares, Cristina De Censo, anunció en Milán (norte de Italia) que Berlusconi sería procesado inmediatamente. Hay más de 700 páginas de documentos.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Mientras el primer ministro italiano Silvio Berlusconi opta por el silencio ante la explosiva pero esperada noticia de que será juzgado por los delitos de prostitución de menores y de abuso de poder, la oposición insiste en que debe renunciar porque perjudica la imagen de Italia.

“Ha llegado el momento de decir basta. Haga como cualquier hombre político de cualquier democracia del mundo: renuncie y defiéndase ante la Justicia”, dijo en el Parlamento Dario Francheschini, representante del principal partido opositor, el Partido Democrático.

La noticia bomba se difundió en la mañana de ayer cuando la jueza para las Investigaciones Preliminares, Cristina De Censo, anunció en Milán (norte de Italia) que Berlusconi sería procesado inmediatamente, saltando la etapa de las “investigaciones preliminares” que normalmente respeta la Justicia italiana. Según la jueza, esta etapa puede evitarse porque existen pruebas suficientes como para incriminar al acusado. Así lo habían indicado los fiscales de Milán que se ocupan del caso desde hace meses, tomando declaraciones, reuniendo interceptaciones telefónicas y muchos otros materiales. Se habla de más de 700 páginas de documentos que los fiscales entregaron a la jueza De Censo.

La primera audiencia del proceso ha sido fijada para el 6 de abril.

Berlusconi está acusado de prostitución de menores y de abuso de poder por el caso de la joven de origen marroquí conocida como Ruby, quien era menor en el momento en que le habrían pagado para mantener relaciones sexuales con el primer ministro. El abuso de poder se refiere a las presiones que Berlusconi hizo sobre la policía de Milán para que se liberara a Ruby cuando fue arrestada por un presunto robo. Berlusconi, en un video difundido semanas atrás, juró no haber pagado jamás en su vida para tener relaciones sexuales, hecho que, dijo, considera “degradante”.

Sin dejarse esperar, una voz corrió ayer por la web llamando a organizar movilizaciones en todas partes para el 6 de abril. No hay precedentes en la historia reciente italiana de un caso con estas características, aunque ha habido ministros o ex ministros acusados y procesados por corrupción o por relaciones con la mafia. Ninguno por prostitución. Un amigo de Berlusconi y gracias al cual pudo conseguir buena parte de los derechos de sus canales televisivos, el ex primer ministro socialista Bettino Craxi, fue acusado de corrupción después de dejar su cargo en los años ‘80, pero se escapó a Túnez, donde murió años después sin presentarse jamás ante la Justicia.

Ruby

La historia de la joven conocida como Ruby Rubacuori (Ruby, roba-corazones) estalló hace algunos meses cuando algunos diarios publicaron que el primer ministro estaba siendo investigado por un tema de prostitución. Al parecer la joven escapó de su familia, que reside en Italia, hace varios años, con la intención de construirse un futuro en el mundo del espectáculo.

En 2009, poco después del anuncio del divorcio de su segunda esposa, Verónica Lario –quien dijo a la prensa que su esposo Silvio estaba enfermo y necesitaba tratamiento, en tácita alusión a su entusiasmo por las jóvenes–, se empezó a hablar en la prensa de fiestas con muchachas jóvenes y bellas en las distintas residencias de Berlusconi, en Milán, en Cerdeña y en Roma.

Fue “descubierta” entonces, y repetida como un slogan por la prensa, la palabra “bunga bunga”, al parecer dicha por Berlusconi o por sus amigos en algunas de esas fiestas como para indicar dónde y cómo terminaban todas ellas.

Poco después trascendió que estaban siendo investigados también por la Justicia el periodista Emilio Fede, del canal televisivo de Berlusconi Rete 4, y Lele Mora, empresario del mundo televisivo, dos presuntos promotores de las jóvenes y de los encuentros. Interrogado sobre Ruby, Fede siempre dio a entender que tal vez la conocía de vista.

En mayo de 2010, Ruby, cuyo verdadero nombre es Karina el Marough, fue detenida por la policía de Milán acusada de un presunto robo. Al parecer el propio Berlusconi hizo llamar o llamó personalmente (existen las dos versiones) a la policía argumentando que la joven era la hija del presidente egipcio Mubarak y que debía ser dejada en libertad para no crear un incidente diplomático.

Como era menor de edad, la joven fue retirada de la policía por una enviada de Berlusconi, Nicole Minetti, ex “higienista dental” del primer ministro luego elegida consejera de la Región Lombardía por el partido de Berlusconi, el Popolo della Libertà.

Según la Justicia, el primer ministro intentó así cubrir un delito (prostitución de menores) con otro (abuso de poder).

El proceso que comenzará en abril estará presidio por un tribunal integrado por tres mujeres, las juezas Giulia Turri, Orsola De Cristofaro y Carmen D’Elia. El hecho fue destacado por la prensa italiana, casi como un síntoma –después de las manifestaciones multitudinarias del domingo pasado en defensa de la dignidad femenina en un país que exalta el machismo– de que las mujeres se toman una suerte de revancha.

Dado los tiempos de la Justicia italiana, el juicio podría durar un año o más. Las penas previstas por el Código Penal son de 6 meses a 3 años para el delito de prostitución y de 4 a 12 años para el de abuso de poder o intento de corrupción.

A esto se le agrega otro castigo, en caso de ser condenado por abuso de poder: la prohibición de de- sempeñar funciones públicas.

La jueza De Censo estimó además que tanto Ruby como el Ministerio del Interior italiano, del que depende la policía, deben considerarse parte lesa en el juicio. Pero es difícil que la joven se presente porque cada vez que ha hecho declaraciones a la prensa –ahora ya es mayor de edad– siempre ha hablado maravillas de “Papi”, como se dice que muchas de ellas llaman al primer ministro.

Berlusconi y sus juicios

El proceso que empezará el 6 de abril es el cuarto que tiene pendiente Berlusconi después de que hace poco más de un mes la Corte Constitucional Italiana declarara inconstitucional una ley que el Parlamento italiano –en el que tiene mayoría la coalición de gobierno liderada por Berlusconi– aprobara hace poco menos de un año y llamada de “legítimo impedimento”.

Gracias a esta ley que estuvo vigente desde abril, ni el primer ministro ni los ministros de su gabinete tenían obligación de presentarse a los juicios que tuvieran pendientes, por lo cual, en sustancia, los procesos quedaban suspendidos, con el riesgo de que las causas luego cayeran en prescripción.

Al ser anulada la ley, los tres procesos pendientes de Berlusconi retomaron su marcha. Se trata del llamado proceso Mills, por el nombre del abogado inglés al que supuestamente Berlusconi sobornó para que declarara en falso en un juicio contra él, el de los derechos televisivos de la empresa de la familia del primer ministro Mediaset y el de la compañía cinematográfica Mediatrade, donde Berlusconi está acusado de fraude fiscal. Los tres juicios retomarán su curso el 28 de febrero, el 5 y el 11 de marzo, respectivamente.

Qué hará en los próximos días el primer ministro italiano es la pregunta que todos se hacen. Sus partidarios sostienen que no debe renunciar, porque hacerlo podría dar a entender que es culpable y toda persona es presuntamente inocente hasta que en el juicio se demuestre lo contrario, como sostiene el ministro de Justicia, Angelino Alfano.

Renunciar podría también querer decir un casi inmediato llamado a elecciones que en este momento de descrédito podría significar un duro golpe para la coalición de centroderecha hoy al gobierno.

De hecho no existe ninguna ley o artículo de la Constitución que lo obligue a renunciar aunque esté bajo proceso.

Sólo un problema ético podría motivarlo o tal vez las presiones políticas de sus aliados que evalúen que el desgaste provocado por el “Rubygate” pueda ser más negativo todavía que ir a elecciones.

Compartir: 

Twitter
 

Centenares de italianos se concentraron en la Plaza del Pueblo el fin de semana para protestar.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice
  • ACUSADO DE ABUSO DE PODER, EN ITALIA IL CAVALIERE CALLA MIENTRAS LA OPOSICION EXIGE A GRITOS SU RENUNCIA INMEDIATA
    Berlusconi va a juicio por corrupción de menores
    Por Elena Llorente
  • UNA PARTE DE LOS MANIFESTANTES EGIPCIOS CONFIA EN LOS MILITARES, OTROS CREEN QUE SON MAS DE LO MISMO
    Los activistas, divididos con el ejército
  • ANALISTAS PERUANOS SEñALAN QUE ES EL MEJOR POSICIONADO EN EL CENTRO
    Toledo se recicla y va primero
    Por Carlos Noriega

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared