EL MUNDO › SE ABRE UN DIáLOGO PARA DESTRABAR EL CONFLICTO EN BOLIVIA

Evo vs. los sindicatos mineros

El presidente de Bolivia, Evo Morales, radicalizó su postura frente a los grupos sindicales de empresas mineras privadas que hace cuatro días mantienen huelgas en reclamo de mejoras salariales, a quienes calificó de golpistas por haber utilizado explosivos en la protesta del sábado. “Con ellos es una batalla ideológica permanente”, añadió durante un acto frente a cooperativistas mineros. No obstante, accedió a integrar la mesa de diálogo con los líderes de los sindicatos, espacio propuesto para destrabar el conflicto.

“Si la Policía los dejaba avanzar, habrían dinamitado el Palacio Legislativo, el Palacio de Gobierno y si me encontraban seguro que me dinamitaban. Es como un golpe de Estado. Así pienso”, aseguró el mandatario en un acto público realizado en la ciudad de Cochabamba. Morales no identificó a las compañías ni a los mineros que estarían detrás de estas acciones, pero reclamó por el uso de dinamita durante las protestas que intentaron llegar hasta el centro del poder político del país. A pesar de las acusaciones, confirmó que asistirá al diálogo que los principales sindicatos del país propusieron el sábado con el propósito de desactivar la ola de protestas que golpea especialmente a la capital boliviana. Desde hace cuatro días, los gremios más importantes reclaman un incremento salarial mayor al 10 por ciento propuesto por el gobierno, entre otras cosas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.